Una batería de mayor capacidad permite al nuevo Passat GTE llegar mucho más lejos en el modo totalmente eléctrico libre de emisiones

Volkswagen estrena una nueva generación del Passat, uno de los vehículos más populares de su catálogo con más de 30 millones de unidades vendidas a lo largo de toda su historia. El nuevo Passat supone un notable salto adelante respecto a la generación anterior en todas sus versiones, pero especialmente en su versión híbrida enchufable.

La capacidad de la batería del nuevo Passat GTE ha aumentado un 31 por ciento, llegando ahora hasta los 13 kWh. La autonomía en modo totalmente eléctrico se ha visto, por tanto, también incrementada; y si con la generación anterior Volkswagen prometía 50 km según el viejo ciclo de homologación NEDC, ahora anuncia 70 km. Esta cifra queda reducida, sin embargo, a 56 km bajo el más realista ciclo de homologación WLTP.

En cualquier caso, esos más de 50 km de autonomía en modo eléctrico, son más que suficientes para que un conductor medio realice la práctica totalidad de sus desplazamientos urbanos.

AdvertisementAdvertisement

Fuera ya de la ciudad, cuando se recorren mayores distancias en carretera, es entonces el momento en el que el motor de gasolina TSI del Passat GTE empieza a trabajar. En el modo GTE ambos motores, el de gasolina y eléctrico, unen sus fuerzas para ofrecer un rendimiento sobresaliente.

Con el nuevo Passat GTE todo es más sencillo

Volkswagen ha simplificado los modos de conducción disponibles en el nuevo Passat GTE, pasando de los 5 que había en la generación anterior, a solo 3.

El modo EV está pensado especialmente para su uso en ciudad, aunque también puede emplearse en carretera siempre que se circule a menos de 140 km/h. Este es el modo puramente eléctrico, y en el que, por tanto, no se genera ningún tipo de emisiones.

El modo GTE es el más deportivo. En este modo, el motor de gasolina y el eléctrico ofrecen una potencia conjunta de 160 kW con un par de 400 Nm, y es posible alcanzar una velocidad máxima de 222 km/h.

El tercer modo de conducción disponible es el modo Hybrid, que permite alternar el uso de ambos motores según interese en cada momento. En este modo es posible además recargar la batería durante un viaje, con el objetivo de utilizar el modo totalmente eléctrico al entrar en una ciudad. Para ello el conductor debe indicar en la pantalla del vehículo la capacidad de la batería que quiere que se reserve.

Una vez se llega al destino, el propietario del nuevo Passat GTE puede iniciar una nueva recarga de la batería empleando un punto de carga convencional. De este modo, una vez completada la recarga podrá disfrutar de otros 56 km de autonomía en modo totalmente eléctrico.

La opción más flexible que mejor se adapta tanto al uso en ciudad como en carretera

El nuevo Passat GTE se convierte así en una opción muy a tener en cuenta por todos aquellos que viven en grandes ciudades europeas, como Madrid, Berlín o París. Su modo totalmente eléctrico facilita el acceso a las zonas de acceso restringido a los vehículos Cero Emisiones, siendo además posible realizar largos viajes sin tener que depender de una adecuada infraestructura de recarga.

Otro punto a favor del nuevo Passat es que su precio se mantiene sin apenas cambios respecto a la generación anterior, y arranca en los 44795 euros para la versión berlina y los 45810 euros para la familiar.