Actualmente se están instalando en Europa más de 5 puntos de carga CCS al día y Alemania es el país europeo que cuenta con el mayor número de ellos

Como suele ocurrir cuando una nueva tecnología llega al mercado, durante los primeros años es bastante habitual que reine un cierto descontrol. Los fabricantes acostumbran a no ponerse de acuerdo y, en vez de apostar por un estándar común para toda la industria, tratan de imponer el que a ellos más les interesa en perjuicio del consumidor.

Eso es precisamente lo que ha ocurrido con los conectores de carga para vehículos eléctricos en Europa, y a nivel mundial. Una situación que, afortunadamente, parece que está cambiando y en la que el conector de carga rápida CCS Combo tiene todas las papeletas para convertirse en el ganador de esta batalla.

Soporte mayoritario de los fabricantes

Durante estos últimos meses un buen número de noticias han dejado constancia de que la gran mayoría de los fabricantes están decantándose por el CCS Combo. Bien incorporando uno de estos conectores en el primer vehículo con sistema de propulsión eléctrico que comercializan o, en otros casos, cambiando su decisión inicial para apostar ahora por el CCS Combo en un nuevo modelo.

Advertisement

Dentro del primer caso entraría, por ejemplo, el Porsche Taycan. El Superdeportivo de la firma alemana llegará al mercado a finales de 2019 con un conector CCS Combo, que le permitirá sacar partido de los cargadores ultra-rápidos con una potencia máxima de hasta 350 kW. De este modo, será posible recargar un 80 por ciento de la batería en tan solo 15 minutos.

Dentro del segundo caso el ejemplo más destacado es el del Tesla Model 3. La firma americana decidió finalmente integrar un conector CCS Combo en el Model 3 europeo, al contrario de lo que ocurre con la versión que se vende actualmente en Estados Unidos, así como también con el Model S y Model X.

Aumento considerable en el número de puntos de carga CCS instalados en Europa

Como consecuencia del apoyo creciente de la mayoría de los fabricantes, se está registrando un aumento importante en el número de puntos de carga CCS en Europa. Más de 2000 puntos de carga CCS se instalaron en 2018 en Europa, incrementándose así en un 50 por ciento el número de puntos de carga en los que es posible recargar un vehículo compatible.

Según los datos de CCS Charge Map, 2018 se cerró con 5981 puntos de carga CCS en Europa. Llama aún más la atención otro dato, y es que de media se han instalado 5.6 puntos carga CCS al día. Para hacernos una idea de lo que esto supone, a mediados de 2014 está cifra ascendía a 3.5 puntos carga diarios.

Aunque la gran mayoría de los puntos de carga CCS que existen actualmente en Europa permiten recargas a una potencia máxima de entre 20 y 50 kW, durante los últimos meses está aumentando también el número de puntos de carga que soportan potencias superiores, desde los 100 a incluso los 350 kW en algunos casos.

El Top 5 por países en Europa

Los cinco países europeos con más puntos de carga CCS son: Alemania, Reino Unido, Noruega, Francia y Suecia. Alemania cerró el año con 1491 puntos de carga CCS y Reino Unido lo hizo con 1106; mientras que el número de puntos de carga CCS en los otros tres países europeos es notablemente inferior. Así, Noruega y Francia cuentan con 548 y 544 respectivamente, mientras que en Suecia hay instalados 367 puntos de carga CCS.

Según estos datos, España se encuentra en la undécima posición con 112 puntos de carga CCS, justo por detrás de Italia con 152.