Así es el combustible neutro en carbono que también limpia el aire

Así es el combustible neutro en carbono que también limpia el aire

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    3 mayo 2022     3 minutos

Así podría funcionar el combustible neutro en carbono que es capaz de limpiar la atmósfera de CO2. ¿Quieres saber cómo?

El sistema Air-To-Fuels de Carbon Engineering puede convertir el CO2 extraído de la atmósfera directamente en petróleo crudo sintético bajo en carbono. Cada vez son más los investigadores que están poniendo todos sus esfuerzos en conseguir un combustible limpio para impulsar a los automóviles en un futuro no muy lejano.

El interés por el combustible sintético neutro en carbono está resurgiendo en los últimos años, con Porsche como uno de sus grandes defensores. Algunos procesos de combustibles sintéticos tienen el potencial de matar dos pájaros de un tiro, no solo produciendo combustibles neutros en carbono sino también eliminando CO2 de la atmósfera al mismo tiempo. Uno de ellos es la producción de metanol creado al desencadenar una reacción química entre el hidrógeno producido de manera sostenible y el CO2 en la atmósfera mediante un proceso llamado Captura directa de aire (DAC).

Así es el proceso para crear el combustible neutro en carbono

La empresa canadiense Carbon Engineering ha estado haciendo esto desde 2015 y ha asegurado que está en proceso de establecer plantas capaces de capturar un millón de toneladas de CO2 en el aire por año, equivalente a 40 millones de árboles. En el Reino Unido, el Consejo de Investigación de Ingeniería y Ciencias Físicas otorgó a la Universidad de Surrey un suculento presupuesto para financiar un proyecto destinado a producir metanol de carbono negativo a partir de DAC.

Geely Emetanol

El metanol ha sido defendido de forma intermitente durante muchos años como combustible alternativo. A finales de la década de 1990, los equipos de celdas de combustible de Mercedes-Benz estaban convencidos de que la forma más rápida de sacar vehículos eléctricos de celdas de combustible no era enviando hidrógeno sino metanol. Todo lo que se necesitaría sería colocar revestimientos en los tanques de gasolina subterráneos existentes de las estaciones de servicio y actualizar las bombas para manejar metanol, que podría ser entregado por camiones cisterna como gasolina y diésel. Se extraería hidrógeno del metanol a bordo del automóvil para alimentar las celdas de combustible y los conductores bombearían metanol como si fuera gasolina.

El efecto refrescante del alcohol aumentó la densidad del aire de admisión y, aunque transporta menos energía por volumen que la gasolina, el alcohol también tiene un octanaje más alto, por lo que el resultado neto fue un aumento en la potencia de 240 CV del automóvil estándar a 270 CV.

Turner y Pearson estimaron que una planta del tamaño de dos campos de fútbol podría manejar la emisión de CO2 de una ciudad con una población de 16.000 habitantes. El CO2 eliminado de la atmósfera también se puede usar para fabricar productos sólidos como materiales de construcción que atrapan el carbono de manera efectiva y lo eliminan de la atmósfera de manera permanente.

Comentarios cerrados