Los nuevos Audi e-tron, ya disponibles en concesionario, contarán con 25 km más de autonomía que los anteriores

A pesar de que hablamos de un coche eléctrico que ya se encuentra a la venta, los ingenieros alemanes de Audi no han cesado en su objetivo de mejorar un producto que, de por sí, ya resulta interesante.

Durante la presentación y prueba del Audi e-tron comprobamos que, entre otras cosas, el coche disponía de la partida con una autonomía homologada de hasta 411 kilómetros cuando su acumulador disponía el 100 por 100 de energía eléctrica.

Si bien, el nuevo Audi e-tron 55 quattro ya disponible en los concesionarios, ofrece un aumento de 25 km respecto de la anterior configuración.

Esto supone que este coche, a pesar de no ser uno de los coches eléctricos con mayor autonomía, sí que forma parte de los vehículos con los que se puede contar si se quiere superar la barrera de los 400 km de distancia recurriendo a una sola recarga de energía eléctrica.

AdvertisementAdvertisement

¿De dónde se sacan 25 km más de autonomía?

El incremento viene a partir del estudio, análisis y modificaciones de algunos componentes mecánicos y de la modificación del software del propio coche.

Autonomia Audie Tron 55 QuattroDe inicio, el sistema de refrigeración ha sido modificado para reducir el calor generador por el coche. De esta manera no solo se produce menos calor sino que el vehículo necesita menor cantidad de electricidad para hacer descender la temperatura.

Por otra parte, el equipo de frenados ahora cuenta con unos discos y unas pinzas de freno situadas a una distancia diferente de los anteriores Audi e-tron. De esta manera se logra una reducción del par residual cuando se pisa el pedal del freno, favoreciendo una pérdida energética inherente a esta acción menor que antes.

Finalmente, respecto de los dos motores eléctricos con los que cuenta este SUV eléctrico que están situados uno en el eje delantero y otro, en el trasero, los responsables de esta mejora de la autonomía del Audi e-tron lo han logrado permitiendo que el ubicado en el tren anterior se desacople y desconecte casi por completo del suministro de energía eléctrica cuando el que equipa en el tren posterior actúa.

Dado que el Audi e-tron recurre al aporte del eje trasero en cualquier situación de la conducción y solo hace lo propio respecto del delantero cuando hay una exigencia energética mayor a la que el trasero puede hacer frente por sí sólo, ahora, el delantero solo actúa en caso de que sea necesario, ahorrando energía eléctrica que es aprovechada para circular más kilómetros.

Por otro lado, la batería del Audi e-tron 55 quattro ahora ofrece 95 kWh, de los cuales son aprovechables en una capacidad neta hasta 86,5 kWh.