En la actualidad no existen, todavía, muchos coches eléctricos que superan los 400 km de autonomía. El precio es uno de sus principales inconvenientes.

A la hora de elegir un coche eléctrico, los compradores suelen analizar aspectos clave como la potencia de carga o el precio de venta. Sin embargo, el punto más importante para los clientes suele ser la autonomía, pues al ser todavía más limitada que en los modelos de combustión, se convierte en una característica de gran interés para numerosos usuarios que valoran aquellos modelos que les permiten desplazarse de forma más desahogada.

Sin embargo, en muchas ocasiones las cifras anunciadas por los fabricantes no terminan de corresponderse con la realidad. Antes, las marcas anunciaban la autonomía de sus coches eléctricos en Europa bajo el poco realista ciclo NEDC, ya en desuso. Actualmente se emplea el ciclo WLTP, que si bien es más realista, no llega al nivel de precisión del ciclo EPA americano, considerado como equivalente a la autonomía real. Hoy te vamos a contar cuáles son los coches eléctricos que superan los 400 km de autonomía completamente eléctrica.

ciclo WLTP

El proceso para medir el rango de los diferentes coches eléctricos es bastante riguroso. Primero, se agotan por completo las baterías y se mide la cantidad de kWh necesarios para cargarlas por completo. Después se deja el coche cargando durante la noche en un garaje climatizado a 18º C constantes. Además, se miden las presiones de los neumáticos para comprobar que coincidan con las recomendadas por los fabricantes.

AdvertisementAdvertisement

Los coches sólo son probados cuando la temperatura ambiente está entre los 10º C y 15º C. Los test tienen lugar con un conductor y un pasajero, y el climatizador se mantiene a 21º C constantes. Los faros están encendidos durante toda la prueba, y si hay varios modos de conducción, se selecciona el normal con la mínima frenada regenerativa.

Renault ZOE - Ciclo WLTP

Hyundai Kona eléctrico

El Hyundai Kona Eléctrico cuenta con una segunda versión más potente, con 150 kW (204 CV) y 395 Nm. Se mantiene la velocidad máxima, pero la aceleración de 0 a 100 km/h baja hasta los 7,6 segundos, cifras que mejoran al Kona de gasolina más potente, el 1.6 TGDi con 176 CV. Y con una batería de 64 kWh, el consumo medio anunciado es de 15,2 kWh cada 100 km, lo que daría para recorrer… ¡más de 470 km con una sola carga! Esto supone superar incluso los 400 km de la nueva versión anunciada por Renault para el Renault ZOE 2018.

Kia e-Niro

KIA

El Kia e-Niro será uno de los vehículos eléctricos con más autonomía del mercado. La firma surcoreana ha desvelado algunos de los datos más importantes de este modelo, entre ellos que tendrá una autonomía de 485 km, según el ciclo WLTP. El Kia e-Niro es el primer crossover 100 % eléctrico de Kia. De esta forma, la gama Niro se convierte en uno de los pocos modelos del mercado en ofrecer las tres formas de electrificación posibles entre sus versiones: híbrido, híbrido enchufable (PHEV) y eléctrico.

Jaguar I-Pace

Jaguar I-PACE

El Jaguar I-Pace se presenta en su versión de producción. Se confirma una potencia de 400 CV, una autonomía de 480 km y su secreto mejor guardado, el precio: ya se admiten pedidos, desde 79.100 euros.

Hyundai Nexo

Hyundai Nexo

El Hyundai Nexo, utiliza un revolucionario sistema de pila de combustible de hidrógeno que nos conduce hacia una de las alternativas del futuro del transporte. Funcionará con hidrógeno, siendo por lo tanto, respetuoso con el medio ambiente, y cumplirá con las demandas de energía diarias de la ciudad para realizar desplazamientos, incluso, de larga distancia.

La eficiencia es uno de los aspectos protagonistas de este SUV, y es que con un tiempo de carga de tan solo 5 minutos, será capaz de alcanzar una autonomía máxima estimada de 666 kilómetros según el ciclo WLTP

Tesla Model S

Son ya seis años los que lleva el Tesla Model S en el mercado. Y sí, la gran berlina eléctrica de Tesla sigue desempeñando un papel puntero en cuanto a tecnología. En la actualidad, el Tesla Model S se comercializa en versiones con potencias que van desde los 333 CV del Model S 75D hasta los 612 CV del Model S P100D. Los precios que parten de unos 80.000 euros, y pueden llegar a los 150.000 euros en la versión más potente. La autonomía, según versiones, va desde los 466 km del modelo de acceso a los 572 del más potente, equipado con un motor por cada eje y tracción a las cuatro ruedas.

Tesla Model X

Con el Tesla Model X, la marca quiere ampliar sus miras y llegar a todavía un mayor número de posibles compradores, de cara a una rápida expansión que en Tesla ya dan por hecho. Este nuevo modelo de la firma americana se convierte en el primer SUV de propulsión completamente eléctrica del mercado mundial.

El SUV de 7 plazas de Tesla, el Model X, se queda un poco atrás en términos de autonomía frente a un Model S más ligero y más aerodinámico (tiene una sección frontal inferior al Model X). Aun así, el Model X 100D puede alcanzar los 520 km de autonomía y el Model X P100 D, 475 km.

Tesla Model 3

El Tesla Model 3 Long Range es actualmente el Tesla más barato disponible en España. Goza de tracción a las cuatro ruedas y dos propulsores eléctricos con una potencia combinada de 350 CV, y su autonomía homologada en ciclo WLTP es de 544 kilómetros, que se quedarían en unos impresionantes 500 km en condiciones reales de uso.

El Tesla Model 3 Standard Range estará disponible en unas semanas en Estados Unidos y si todo va bien también lo estará en Europa dentro de tres meses. 386 km para el Standard Range Plus, lo que lo sitúa en el mismo rango que un Audi e-tron o que un Nissan Leaf E+ 3.Zero.

Audi e-tron

Audi e-tron

El Audi e-tron es el primer coche eléctrico de la marca de los cuatro aros y el que abre las hostilidades para el grupo VAG (Porsche, Volkswagen, SEAT y Skoda, todos tendrán en los próximos meses y año al menos un coche eléctrico en su gama). El SUV alemán dispone de dos motores con una potencia combinada de 408 CV asociados a una batería de 95 kWh. La autonomía real es de algo menos de 400 km. Lo cual no deja de ser sorprendente que una diferencia de tan sólo 5 kWh frente a un Tesla Model X 100D se traduzca en el Audi en 100 km menos de autonomía. La clave es la gestión de la energía y no solo la capacidad de la batería.