Audi E Tron Aceite

Por mucho que aparezca el aviso en la pantalla de tu e-tron, lo que nunca tendrás que cambiar en un eléctrico es el aceite del motor

Los vehículos eléctricos tienen muchas ventajas respecto a los convencionales con motor de combustión. Y una de ellas es que jamás tendrás que realizar un cambio de aceite -ni de otros muchos componentes exclusivos de un motor de combustión-. Básicamente, porque no lo utiliza.

Resulta, por tanto, bastante graciosa la situación que están viviendo algunos de los propietarios del Audi e-tron. Especialmente aquí en Europa, donde el modelo del fabricante alemán lleva algo más de tiempo a la venta.

Audi e-tron aceite

Tras casi ya un año de que Audi realizase las primeras entregas del e-tron, algunos de estos propietarios se van acercando a los 15 mil km recorridos con su nuevo vehículo. Y como consecuencia, están empezando a recibir un aviso de que está llegando el momento de realizar una revisión rutinaria del vehículo en uno de los talleres de Audi.

¿Cambio de aceite? ¿Me estás tomando el pelo?

Esta situación no tendría nada de particular, si no fuera por el hecho de que estos propietarios se han llevado una sorpresa -que probablemente habrá acabado en carcajada- cuando han visto que el aviso que aparece en la pantalla de su e-tron les alerta de que pronto tendrán que realizar un cambio de aceite, ¡en un eléctrico!

Audi emplea en el e-tron la misma interfaz de su sistema multimedia que podemos encontrar en otros modelos de la marca con motor de combustión, con algunas ligeras modificaciones para adaptarse así a las peculiaridades de cualquier modelo eléctrico. Parece claro que, en este caso, a los ingenieros de software de Audi se les ha pasado por alto este pequeño detalle, que aunque ciertamente no tiene ninguna importancia, no deja de ser gracioso.

Audi e-tron

Algunos de estos propietarios del e-tron si se han quejado, sin embargo, de lo innecesario que resulta realizar una revisión del vehículo con solo 15 mil km tratándose de un eléctrico.

Según aparece en el manual entregado por Audi con el e-tron en esta primera revisión con 15 mil kilómetros se evalúa el estado de algunos componentes como los frenos, las suspensiones, el correcto funcionamiento de los indicadores de las luces, o incluso algo tan innecesario en muchos casos como la fecha de caducidad del kit de primeros auxilios.

Manenter los mismos plazos para las revisiones es seguramente innecesario

Según estos propietarios, esto les va a obligar a hacer frente a una factura en el taller que perfectamente se podrían evitar. Así, por ejemplo, las pastillas de los frenos de cualquier vehículo eléctrico no se desgastan ni la quinta parte que los de un vehículo de combustión, ya que en la mayor parte de los casos el vehículo hace uso de la frenada regenerativa con el propio motor eléctrico en modo inverso. Los frenos no intervienen, por tanto, más que en situaciones de emergencia.

Audi e-tron

Tanto Audi, como otros fabricantes, mantienen sin embargo para los vehículos eléctricos los mismos plazos para las revisiones que vienen heredados de los vehículos con motor de combustión. Una política que deberían revisar de cara al futuro, teniendo en cuenta que el mantenimiento que requiere cualquier vehículo eléctrico es considerablemente menor.