Streif es el nombre de la que para muchos es la pista de ski más espectacular del mundo y el Mausefalle es la sección que cuenta con una mayor inclinación

Si ya tienes una cierta edad, seguro que recordarás un anuncio de televisión de los años 80 en el que Audi promocionaba quattro: el primer sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas para vehículos de pasajeros.

En aquel anuncio, que ya forma parte de la historia de la televisión, aparecía un Audi 100 con la nueva tracción quattro y, para demostrar todo su potencial, subía la tremenda pendiente de una pista de sky. Aquel anuncio dejó su huella en muchos de nosotros cuando éramos niños y siempre lo recordaremos con cierta nostalgia.

Más de 30 años después, Audi se ha basado en aquel mítico anuncio de televisión para repetir la misma experiencia, pero en esta ocasión con el e-tron SUV.

Advertisement

Mausefalle: el mejor reto posible para la tracción quattro

Con un 85 por ciento de pendiente, el Mausefalle es la sección con mayor inclinación del popular descenso conocido como Streif en Kitzbühel, una localidad del Tirol austriaco. El equipo de Audi se desplazó hasta allí a finales del pasado mes de enero con la intención de superar este complicado reto.

Para lograrlo, se vieron obligados a emplear un e-tron con algunas modificaciones en su sistema de propulsión. Con dos motores en el eje posterior y otro más en el delantero, este e-tron ofrece una potencia total de 370 kW y un par de 8,920 Nm. El equipo de ingenieros de Audi tuvo además que realizar algunas modificaciones en el software del vehículo para ajustar la distribución del par.

Unas ruedas de 19 pulgadas con clavos, especialmente diseñadas para superar el Mausefalle, proporcionaron el agarre necesario en esta superficie de nieve y hielo. Sin olvidar que el vehículo fue también equipado con protecciones para el piloto en caso de vuelco.

El resultado final lo puedes ver en el siguiente vídeo:

A cualquier rincón del planeta con el e-tron

Durante el último año Audi se ha desplazado a distintas zonas del mundo con la intención de probar el e-tron en condiciones adversas. El pasado verano, ya vimos como Audi presumía de la capacidad de recuperación de energía del e-tron en Pikes Peak. También lo hemos visto en las llanuras de Namibia y realizando algunas pruebas en los desiertos de los Emiratos Arabes Unidos. Pero, sin duda, ascender la pendiente del Mausefalle es el mayor reto superado por el SUV eléctrico de la firma alemana.