Audi ha recibido el certificado Performance Standard de Aluminium Stewardship Initiative (ASI) para el uso industrial del aluminio sostenible en su producción.

Audi se ha convertido en la primera marca de vehículos que recibe la certificación Performance Standard de Aluminium Stewardship Initiative (ASI). “Audi representa la sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de suministro”, ha explicado Bernd Martens, responsable de Compras e IT. Con este certificado, ASI confirma que para la confección del bastidor de la batería del Audi e-tron se cumple con las exigencias para el uso de aluminio.

Uso sostenible de aluminio en el e-tron

El fabricante alemán utilizará aluminio para sus diseños y la producción de forma sostenible del  bastidor de la batería del Audi e-tron. Un detalle a tener en cuenta es que el uso de este material exige una gran cantidad de energía. Según confirmó Martens, esto será un proceso gradual para el “desarrollo, adquisición y producción” en sus factorías desplegadas a lo largo del planeta.

Los criterios establecidos por ASI buscan cuidados medioambientes y sociales que cumpla con la legislación vigente. Esto implica que los fabricantes utilicen procesos para la conservación de recursos, realicen análisis holísticos del ciclo de vida, se tengan en cuentan futuras reparaciones o el reciclaje de este material.

Audi ha recibido esta certificación tras superar con éxito distintas inspecciones en las factorías de Györ, Neckarsulm y Bruselas. De esta manera, el fabricante alemán asegura el uso sostenible del aluminio para la producción de componentes en el bastidor de la batería de los modelos e-tron.

¿Qué es Aluminium Stewardship Initiative (ASI)?

Esta organización sin ánimo de lucro certifica y establece patrones a nivel global para el uso del aluminio. El objetivo principal de esta asociación es que este material contribuya en la creación de una “sociedad más sostenible”. Los miembros de la Aluminium Stewardship Initiative (ASI) productores de aluminio, industrias del aluminio, asociaciones, la sociedad civil y apoyos de distintas empresas como Apple o Regain Materials.