En BMW confían en que hacia 2025 una importante reducción en los costes de producción permitirá producir cientos de miles de vehículos movidos por hidrógeno

Unas recientes declaraciones de Klaus Fröhlich, Jefe de Desarrollo de BMW, revelan la intención de la compañía bávara de comercializar una serie limitada de unidades del X6 y X7 que emplearían una pila de hidrógeno de segunda generación desarrollada conjuntamente con Toyota.

Fröhlich no ha querido desvelar más detalles sobre este asunto, pero sí ha dejado claro que BMW considera que los vehículos movidos por hidrógeno se harán un hueco en el mercado. Aunque para que eso ocurra aún habrá que esperar algunos años.

En su opinión, los costes de la futura tecnología de pila de hidrógeno de tercera generación se reducirán drásticamente hacia el año 2025. Lo que hará posible comercializar entonces cientos de miles de vehículos movidos por hidrógeno.

El año 2025 está marcado en rojo en el calendario de BMW

Fröhlich explica que actualmente los sistemas de propulsión de pila de hidrógeno tienen un coste diez veces superior a los eléctricos basados en un sistema de baterías de litio. Esta situación, sin embargo, será muy diferente hacia el año 2025, ya que espera que para entonces estos costes se habrán igualado.

BMW mantiene, por tanto, su confianza en que la tecnología de pila de hidrógeno jugará un papel importante en el sector del automóvil antes de acabar esta nueva década.

Ya durante el pasado Salón de Frankfurt, la firma bávara presentó el concepto i Hydrogen Next, basado en el BMW X5. En aquel momento se aseguró que la versión final de producción llegaría al mercado en 2022, aunque se desconoce el número de unidades que se podrían comercializar. Según algunos de los ingenieros de este proyecto, este vehículo solo necesitaba unas ligeras modificaciones para poder equipar el sistema de propulsión de pila de hidrógeno.

BMW es el fabricante europeo que más confianza ha mostrado en el hidrógeno

La apuesta de BMW por el hidrógeno viene, sin embargo, de mucho antes en el tiempo. En 2015 la firma bávara ya presentó un prototipo basado en el Series 5 GT, e incluso realizó pruebas en circuito para la prensa. En aquel momento prometió que los primeros vehículos de la marca con esta tecnología llegarían al mercado en 2019. Algo que no ha ocurrido, ya que finalmente aquellos planes se fueron retrasando.

Veremos si esta vez las expectativas de la compañía se cumplen y realmente es 2025 el año del inicio del auge de los vehículos movidos por hidrógeno.