Con la desaparición de la versión Range Extender en Europa el i3 pasa a ser así un coche completamente eléctrico con una autonomía de 310 km (WLTP)

Desde el lanzamiento del BMW i3 a finales de 2013 ha existido siempre una versión, denominada Range Extender, que amplía la autonomía de la batería integrando un generador. Este “extensor de rango” o Range Extender no es ni más ni menos que un pequeño motor de gasolina de dos cilindros y 650 centímetros cúbicos que se emplea, única y exclusivamente, para generar electricidad con la que recargar la batería cuando sea necesario.

La gasolina del pequeño depósito que integra permite recorrer algo más de 100 km adicionales. Una opción que ha resultado hasta ahora tremendamente atractiva para los compradores de un BMW i3, ya que estos 100 km adicionales logran reducir el miedo de muchos conductores a no llegar a su destino con la carga restante. Debemos tener en cuenta que la primera generación del i3 contaba con una batería de tan solo 22.6 kWh.

Europa dice adiós a la versión Range Extender

El próximo lanzamiento del nuevo BMW i3 2019 con una batería de mayor capacidad (42.2 kWh) va a suponer un cambio importante en este sentido, ya que la versión Range Extender va a desaparecer en Europa. El BMW i3 se va a convertir así en un vehículo completamente eléctrico en el viejo continente.

La batería de 42.2 kWh del BMW i3 2019 permite, según BMW, recorrer 260 km sin ningún problema en condiciones habituales del día a día. Algo que parece bastante probable si tenemos en cuenta que su autonomía según el ciclo de homologación WLTP es de 310 km.

Con estos datos el fabricante alemán cree que, al menos para el mercado europeo, no tiene sentido ofrecer una versión Range Extender del BMW i3 2019:

“La versión Range Extender del i3 dejará de fabricarse y, a partir de entonces, únicamente estará a la venta la versión completamente eléctrica. El incremento en autonomía del i3 de 2019, así como el continuo aumento en el número de puntos de carga disponibles, nos hace pensar que la demanda de nuestros clientes está cambiando hacia la versión completamente eléctrica del i3.”

El aumento en la capacidad de la batería y su precio lo hace innecesario

La desaparición de la versión Range Extender simplificará notablemente la gama. A partir de ahora únicamente habrá que decidirse entre el i3 -con una ligera mayor autonomía-, o el i3s -una versión más deportiva-. En las generaciones anteriores del i3 la versión Range Extender suponía un incremento de precio de casi 5000 euros. El uso de este generador incrementaba la autonomía total del vehículo, pero también suponía incrementar su peso, por lo que la autonomía en el modo puramente eléctrico se reducía.

Por el momento la eliminación de la versión Range Extender de la gama 2019 afectará únicamente a Europa. En Norteamérica y Japón seguirá a la venta, ya que en estos mercados la demanda de esta versión es más alta.