Prueba Citroën ë-Jumpy: el eléctrico de gran capacidad

Prueba Citroën ë-Jumpy: el eléctrico de gran capacidad

Escrito por: Rafa Guitart   @GuitartRafa    22 febrero 2021     7 minutos

Citroën traslada el mundo de los vehículos eléctricos también a los vehículos comerciales de media capacidad, aprovechando la experiencia adquirida en los turismos.

Tras la comercialización del Berlingo alimentado por energía eléctrica, el Citroën ë-Jumpy representa una nueva apuesta por la electrificación de la gama de vehículos comerciales en la marca, que logró una cuota del 16,8% en el año 2020, aumentando la cifra del año anterior. No solo se convirtió en el furgón más vendido del año en España en 2020, también registró un récord de ventas, con 800.000 unidades matriculadas desde 1995 en sus tres generaciones.

Según afirman los responsables de la marca, el objetivo de electrificar la gama de vehículos comerciales coincide con las últimas tendencias del mercado, como las restricciones de acceso al centro de las grandes ciudades, el incremento del comercio electrónico el compromiso de las empresas con el medio ambiente. Ya se encuentran a la venta las versiones eléctricas de Berlingo y Jumpy, y durante este mismo año estará disponible también el ë-Jumper, de mayores dimensiones.

Según las encuestas efectuadas por Citroën entre los usuarios de este tipo de vehículos, el 83 por ciento conducen menos de 200 km al día y un 44 por ciento no recorren más de 300 km diarios, lo que facilita la utilización de versiones alimentadas por energía eléctrica.

Copyright William Crozes @ Continental Productions

La nueva gama ë-Jumpy, que ya está disponible en la red de concesionarios, ha sido desarrollada sobre la plataforma del grupo EMP2, ya empleada en turismos, y permite elegir entre dos niveles de autonomía, tres longitudes de carrocería y gran cantidad de opciones en materia de seguridad y ayudas a la conducción.

La edición eléctrica anuncia el mismo volumen de carga útil, longitudes y equipamientos que las versiones térmicas —gasolina y diésel— del Jumpy, es decir, 4,6 m3 en la variante XS, de 4,6 metros de longitud; 5,3 m3 en la M, de 4,9 metros y 6,1 m3 en la talla XL, de 5,30 metros, siempre con una altura máxima de 1,90 metros y una anchura de 1,92 metros, sin retrovisores. En opción se ofrece un sistema que permite plegar un asiento delantero para poder transportar en el interior objetos de hasta 4 metros de longitud.

Está disponible en configuración “Comercial”, en sus tres longitudes, en versión de “Doble Cabina”, en la talla media, o bien en las tres longitudes de “Transporte de Pasajeros”.

Citroën ë-Jumpy, con dos capacidades de batería

El Citroën ë-Jumpy también permite elegir entre dos tamaños de batería, siempre compuestas por iones de litio y dotadas de sistema de refrigeración líquida. Por una parte, un conjunto de 50 kWh (la misma batería que emplean el Citroën ë-C4 y el ë-Berlingo) o bien una de mayor capacidad, que aumenta hasta 75 kWh. Las versiones con batería de 50 kWh anuncian una autonomía de 230 Km en protocolo de homologación WLTP, mientras que la batería de 75 kWh promete hasta 330 Km. En ambos casos las prestaciones que anuncia son idénticas, 130 km/h de velocidad máxima con una potencia de su motor eléctrico 136 CV (100 kW) y un par de 260 Nm. Las versiones de batería grande (75 kW), solo se ofrecen en las tallas media o grande de carrocería.

Citroen E Jumpy Drivingeco 39

Dispone de tres modos de conducción, seleccionables por el conductor en función de las necesidades de cada momento. El modo Normal proporciona al motor hasta 80 kW de potencia y 210 Nm de par, mientras que el modo Power no ofrece limitaciones de uso, es decir, suministra los 100 kW y 260 Nm. Si se necesita aumentar la autonomía al máximo, está disponible un modo Eco, que optimiza el consumo, limitando la potencia a 60 kW y el par a 190 Nm.

Además, cuenta con un botón específico “B” (Brake), que permite aumentar la regeneración de energía en las deceleraciones y un práctico indicador para conocer el consumo de los accesorios de confort térmico, como la calefacción, aire acondicionado o ventilador.

Citroen E Jumpy Drivingeco 34

En cuanto al sistema de carga, la marca propone de serie un cargador embarcado de 7,4 kW para recargas en corriente alterna, que puede ser ampliado opcionalmente por 300 euros adicionales a 11 kW. En corriente continua soporta cargas de hasta 100 kW, con lo que la batería de 50 kWh podría alcanzar una carga hasta el 80% de su capacidad en 30 minutos, mientras que la de 75 kWh lo haría en 45 minutos.

Si la carga se realiza en enchufe doméstico, requeriría un tiempo de 31 horas para alcanzar la carga de la batería de 50 kWh, y de 47 horas en el caso de la batería de 75 kW. Estos tiempos se reducirían prácticamente a la mitad, en el caso de disponer de un enchufe tipo “Green Up”, y a la cuarta parte en el caso de contar con un cargador monofásico de 7,4 kW con toma Mennekes.

Dispone de sistema de preacondicionamiento térmico cuando el vehículo se encuentra conectado a la red, así como ayuda con aplicaciones digitales como “MyCitroën”, en la que se puede conocer a través del smartphone la información sobre el estado de la carga, la autonomía disponible, programar las horas de carga, las alertas de mantenimiento o bien mostrar online el manual de uso y mantenimiento del vehículo. Mediante la aplicación “Free2Move” se puede acceder también a la ubicación de 220.000 puntos de carga en Europa, planificación de rutas, seguimiento del consumo y pago mensual de las recargas efectuadas.

Arquitectura de turismo

El desarrollo del modelo sobre la plataforma EMP2 ha permitido lograr unas excelentes cotas de capacidad y niveles de confort superiores a los de vehículos comerciales convencionales. Así, la suspensión incluye muelles de elasticidad variable en función de la carga, permitiendo adaptar la amortiguación en función de la distancia al suelo. Cuenta con tren delantero tipo pseudo McPherson con barra estabilizadora y tren trasero de tipo triángulo oblicuo, que permite soportar una carga útil de 1.000 kg, en opción hasta 1.275 Kg y una capacidad de remolque de 1.000 kg.

Citroen E Jumpy Drivingeco 15

Durante una breve toma de contacto por el centro de Madrid tuvimos la oportunidad de probar el funcionamiento del modelo sin carga. Muy suave en el inicio del movimiento, muy silencioso y carente de vibraciones, resulta ideal para el transporte urbano de mercancías, siempre que se tenga la posibilidad de recargarlo en el domicilio o bien en las instalaciones donde se inicia y finaliza la actividad. Resulta muy interesante que no pierda volumen de carga respecto a las versiones dotadas de motor térmico y, la posición de las baterías bajo el plano de carga contribuye en gran medida a rebajar el centro de gravedad y a mejorar el comportamiento dinámico.

El ë-Jumpy puede disponer de hasta 15 dispositivos de ayuda a la conducción similares a los de los turismos, como el sistema de mejora de tracción “Grip Control” con cinco modos de actuación, llave inteligente con sistema de acceso y arranque manos libres, alerta anticolisión con frenada de emergencia, ayuda al arranque en pendiente, alerta de atención del conductor, sistema de aviso de cambio involuntario de carril, encendido automático de las luces de carretera, reconocimiento de señales, vigilancia de ángulo muerto, etc. Además, cuenta con la ayuda al estacionamiento delantero y trasero Top Rear Vision, que ofrece una perspectiva global de los alrededores del vehículo, y retrovisores abatibles.

Como novedad en el segmento, cuenta, según versiones, con puertas deslizantes con sistema de apertura manos libres, que permite abrir o cerrar el espacio de carga sin necesidad de utilizar el tirador de la puerta o la llave de contacto. Además, también puede disponer de Head Up Display para facilitar las funciones de conducción y ayuda del sistema de navegación GPS.

Citroen E Jumpy Drivingeco 26

Entre las opciones disponibles se encuentran la pintura metalizada, climatizador bizona, la banqueta de acompañantes de dos plazas con almacenamiento bajo el asiento, panel de separación de carga, segunda puerta lateral deslizante, dos puertas traseras batientes acristaladas, portón trasero con limpialuneta, toma eléctrica de alta potencia, protección antideslizante en la zona de carga, etc., así como diferentes “packs” de acceso, seguridad, conectividad, etc.

Soluciones para empresa y profesionales

Con la intención de facilitar el acceso a este tipo de vehículos eléctricos, Citroën ha diseñado un plan de financiación que contempla el pago mediante cuotas de 189 euros al mes + IVA, durante 60 meses, con una primera cuota de entrada de 8.286 euros + IVA (incluyendo descuentos e incentivos del Plan Moves) y una cuota final de 4.325 euros + IVA (TIN 4,75%, TAE 4,98%).

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.