El Nobe 100 es un vehículo peculiar de 3 ruedas y muy ligero, que puede además permanecer aparcado verticalmente colgando de la pared para ahorrar espacio

La compañía Nobe con sede en Estonia ha desarrollado un vehículo eléctrico muy especial. Y no, no se trata de uno de esos superdeportivos deslumbrantes, como el Lotus Evija que vimos hace unos días con un precio cercano a los 2 millones de euros. Es un vehículo mucho más económico, pero con el que seguramente llamarás aún más la atención de tus vecinos.

El Nobe 100, que es como se llama este coche, cuenta con un buen número de características que lo distinguen de cualquier otro. La primera de ellas es su extrema ligereza, con un peso de tan solo 600 kg, baterías incluidas.

La compañía estonia asegura que, gracias a este peso tan reducido, el Nobe 100 es capaz de recorrer 210 km con una sola carga. Una distancia considerable si tenemos en cuenta que su batería es de solo 21 kWh de capacidad.

Hasta 260 km de autonomía

Como es habitual en otras marcas, Nobe ofrecerá también otra versión con mayor autonomía y motor de mayor potencia. Esta versión «Performance«, por llamarla de algún modo, integrará una batería de 25 kWh y motor de 72 kW, en vez de los 54 kW de la versión estándar.

Las peculiaridades del Nobe 100 no acaban ahí, sin embargo. Uno de los motivos que explican su reducido peso es que se trata de un vehículo con solo 3 ruedas, lo que nos recuerda a algunos modelos de los años 60, como el BMW Isetta.

Totalmente actualizable

Nobe asegura además que será el primer vehículo eléctrico que se podrá actualizar fácilmente, no solo a nivel de software, sino también de hardware.

La compañía estonia permitirá actualizar las baterías, los motores y otros componentes según vaya avanzando la tecnología, por lo que su vida útil se irá prolongando a lo largo de los años. Los componentes desgastados o que hayan sufrido daños también podrán ser renovados, e incluso se podrá cambiar el color si pasado un tiempo el propietario quiere cambiar su aspecto.

Y además lo puedes aparcar en la pared

Pero lo más sorprendente de todo viene ahora, y es que el Nobe 100 puede aparcarse verticalmente en la pared para ocupar así menos espacio. Nobe asegura contar con un sistema que permitirá realizar esta operación fácilmente; algo a lo que sin duda ayudará su reducido peso, ya que de otro modo hubiese sido imposible.

Nobe quiere iniciar la comercialización de este vehículo en 2021 y, de momento, ya ha vendido las 10 primeras unidades por 29 mil dólares a través de Indiegogo. ¿A que nunca imaginaste que tu próximo coche eléctrico lo aparcarías colgado de la pared?