Coches diésel con Adblue: la guía definitiva

Coches diésel con Adblue: la guía definitiva

Escrito por: Antonio Roncero    4 febrero 2020     7 minutos

¿Qué es el Adblue, para qué sirve, cómo funciona y cómo tengo que rellenar el depósito? Si tu coche utiliza Adblue, deberías saber esto.

Si tienes un coche diésel moderno, además de repostar combustible, de vez en cuando te tocará rellenar un segundo depósito: el del Adblue. Esto es lo que tienes que saber sobre este aditivo necesario para que tu coche diésel funcione.

¿Qué es el Adblue y para qué sirve?

El Adblue es un aditivo que utilizan los vehículos con motor diésel en sus dispositivos anticontaminantes, imprescindible para superar las normativas de emisiones cada vez más restrictivas. Cada vez es más difícil encontrar coches diésel nuevos que no necesiten utilizar Adblue, aunque existen algunos, con motores poco potentes y de baja cilindrada. También se utiliza en camiones, en autobuses y en maquinas pesadas.

Adblue

Se presenta en estado líquido, y su composición es agua desmineralizada y urea, en una proporción aproximada de un 67/33 por ciento, respectivamente. No es tóxico, inflamable ni explosivo, pero sí es ligeramente corrosivo, por lo que se recomienda utilizar guantes para manipularlo.

AdvertisementAdvertisement

¿Cuál es la función del Adblue?

La misión del Adblue es provocar una reacción química cuando se inyecta en los gases de escape, liberando amoniaco como consecuencia de la alta temperatura. El amoniaco, a su vez, acelera la reacción que tiene lugar en el catalizador de oxidación que incorporan los coches diésel, facilitando la eliminación de las emisiones de óxidos de nitrógeno.

El Adblue, por lo tanto, sirve para reducir las emisiones de los óxidos de nitrógeno que se producen en los motores diésel, ayudando a su transformación en nitrógeno y agua. Es un elemento más del sistema de descontaminación de gases de escape que usan los diésel, en los que al catalizador de oxidación DeNOX se añade un filtro de partículas.

¿Qué coches tienen Adblue?

Por lo general, todos los diésel modernos, aunque no es obligatorio y no todos lo necesitan. Mazda, por ejemplo, tiene listos motores diésel que cumplen incluso futuras normativas de emisiones sin necesidad de Adblue. Los coches de gasolina, que ya han empezado a incorporar filtros de partículas, no necesitan Adblue, porque no generan tantos óxidos de nitrógeno.

Adblue

Con la aparición de los filtros de partículas, el Adblue empezó a utilizarse en el año 2014 en turismos, si bien ya era utilizado anteriormente en vehículos industriales. A medida que la normativa anticontaminante ha reducido los niveles de NOx que puede emitir un diésel, los fabricantes han tenido que ir introduciendo este aditivo para cumplir la norma. Ya hay marcas como Volkswagen que incluso trabaja con la doble inyección de Adblue.

¿Dónde y cómo puedo repostar Adblue?

En los primeros diésel con Adblue, la boca de llenado no era tan accesible, y se situaba bajo el piso del maletero. Se suministraba una boca de llenado y un tubo adicional para poder repostar Adblue en caso necesario, pues normalmente esta operación se realizaba en el taller, coincidiendo con las intervenciones de mantenimiento.

Adblue

Ahora, lo normal es que el coche cuente con una boca de llenado para el aditivo bajo la misma tapa en la que se encuentra la del depósito de combustible. Es una boca más pequeña, identificada con un tapón de color azul. Si tu coche va a quedarse sin Adblue antes de pasar por el taller, o si prefieres repostar Adblue tú mismo, puedes hacerlo fácilmente desde esa boca de llenado.

¿Cuánto Adblue cabe en el depósito de mi coche?

Tendrás que consultar el manual del usuario o en el concesionario, pues depende mucho del vehículo. La capacidad puede oscilar entre los 10 y los 30 litros en el caso de un turismo o un SUV. Hay marcas en las que se puede incluso elegir entre dos tamaños de depósito de Adblue. Los vehículos industriales, por ejemplo un camión, pueden tener depósitos de Adblue de más de 200 litros.

¿Cuánto Adblue gasta un coche diésel?

Con el consumo de Adblue sucede lo mismo que con el de combustible: depende mucho del motor y de la conducción. Ten en cuenta que cuanto más óxidos de nitrógeno se generen, más cantidad de Adblue se necesita para neutralizarlos. Por lo tanto, cuanto mayor sea el consumo de gasóleo, mayor lo será el de Adblue, esto es, en ciudad, o en conducción a alta velocidad.

Como referencia a modo de estimación, un SUV compacto puede consumir entre 1,5 y 2 litros de Adblue cada 1.000 kilómetros recorridos.

Adblue: ¿qué precio tiene y dónde comprarlo?

En la actualidad puedes encontrar garrafas de Adblue casi en cualquier gasolinera. También las hay que cuentan con surtidores especiales de Adblue; inicialmente se reservaban a vehículos pesados, que utilizan depósitos de gran capacidad. Pero ya hay puntos de repostaje directo con dispensadores para turismos.

Adblue

Las garrafas, que ya incluyen una toma adaptada para la boca de llenado de Adblue, pueden ser de 2 a 5 litros. Como suele suceder en estos casos, una garrafa pequeña comprada en una gasolinera es mucho más cara que una garrafa de mayor capacidad comprada en una gran superficie. Por ejemplo, de 3 euros el litro que puede costar un envase de 2 litros, el precio puede bajar a menos de un euro el litro si compras packs de varios envases de 5 litros.

Y puedes guardarlos en casa. Se recomienda hacerlo en lugares protegidos de la luz, a temperatura ambiente. La vida útil de una garrafa de Adblue suele ser de unos 12 meses, incluso después de haberla abierto.

¿Qué marca de Adblue elegir?

Asegúrate de que el Adblue que compres cumple la norma ISO 22241, que regula los parámetros de la calidad que debe cumplir el aditivo. Ten en cuenta que si utilizas un Adblue caducado, o que no cumpla esta normativa, podrías provocar daños al catalizador y al filtro de partículas.

¿Qué sucede si mi coche se queda sin Adblue?

Lo normal es que tu coche te avise antes de tiempo. No hay un indicador de nivel de Adblue, pero sí lo hay de autonomía o, en su defecto, te saltará un aviso de que el depósito de Adblue se agota con unos miles de kilómetros de anticipación. Tranquilo, siempre te dará margen, mínimo de unos 2.000 km.

Adblue

Pero no haces caso del aviso y el depósito de tu coche se queda sin Adblue mientras circulas, pueden pasar dos cosas: que el motor entre en modo “protección” y limite el rendimiento, o incluso que cuando pares, ya no vuelva a arrancar hasta que vuelvas a llenar el depósito.

Adblue

Consulta el manual y familiarízate con tu coche, porque algunos modelos, incluso agotado el Adblue, cuentan con una reserva. En cualquier caso, lo mejor es no apurar, y repostar Adblue antes de que queden menos de 1.000 km para que se agote el depósito.

¿Y si me equivoco de depósito al repostar Adblue?

Mal asunto, lo mires por donde lo mires. Si añades Adblue por error en el depósito de gasóleo, ni se te ocurra poner el motor en marcha, si no quieres ocasionar una grave avería en el sistema de inyección. Toca llamar a la grúa, ir al taller y vaciar y limpiar el depósito.

Si sucede a la inversa, y rellenaras el depósito de Adblue con diésel, la avería también puede ser de cuidado, en este caso afectando al catalizador y al filtro de partículas.

Información de interés relacionada

Gasolina y diésel sintéticos para reducir emisiones

 

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.