Espacio Volkswagen Electrico Espacio Volkswagen Electrico Advertisement Hyundai Full Electric Hyundai Full Electric Hyundai Full Electric

Historia de los modelos eléctricos de Opel

Historia de los modelos eléctricos de Opel

Escrito por: Redacción    1 abril 2020     3 minutos

Opel saca pecho de su historia y nosotros repasamos todas sus décadas dedicadas a la investigación de sistemas de propulsión eléctrica. 

Opel saca pecho de su historia y nosotros repasamos todas sus décadas dedicadas a la investigación de sistemas de propulsión eléctrica.

La electrificación de los modelos de Opel está despegando en este 2020 con sus referentes, el Corsa-e y el Grandland X PHEV. A estos modelos, le preceden varios históricos de este siglo e incluso del anterior, que ahora repasaremos. Porque Opel es uno de los pioneros eléctricos en el mundo de la automoción.

Opel Twin y Opel Impuls

En 1968, el Kadett B incorporaba el principio de un extendedor de autonomía que años después sería introducido en el Ampera. En 1971 el nieto del fundador de la compañía batió seis records mundiales al volante del Opel Electro GT. Un modelo que era impulsado por dos motores eléctricos que entregaban 120 CV y alcanzan los 188 km/h.

1899 Opel Patentmotorwagen System Lutzmann

La investigación prosperó y entre 1990 y 1997 Opel pasó al programa Impuls dividido en dos etapas, Impuls I y II. Este modelo estaba basado en el Kadett eléctrico de corriente continua con baterías de níquel-cadmio. Tenia una autonomía de 80 km y alcanzaba los 100 km/h. el Impuls II, basado en el Astra familiar, utilizaba 32 baterías de plomo-ácido para impulsar los dos motores eléctricos que conjuntaban 61 CV de potencia.

Con el Impuls III, Opel llevó a cabo su primer programa de prueba de coches eléctricos a gran escala y probó una flota de diez de estos modelos en Alemania. Recorrieron un total de 300.000 km para comprobar el estado y duración de sus baterías. Cinco iban equipados con baterías de sodio/cloruro de níquel y otros cinco con baterías de níquel-cadmio.

Mientras tanto, Opel presentaba un Concept apodado Twin que contaba con un motor gasolina de tres cilindros, 0.8 litros y 34 CV que sumaba una unidad eléctrica de dos motores de 14 CV para tramos urbanos y distancias cortas.

Opel HydroGen1

Este modelo estaba basado en el Zafira y se movía por pila de combustible de hidrógeno que suministraba electricidad a un motor asíncrono trifásico que entregaba 75 CV y un par de 251 Nm. En 2001 se presentó una flota de 20 modelos HydroGen3, con una potencia mejorada de 82 CV y una velocidad máxima de 160 km/h. Estos modelos recorrieron 10.000 km por Europa.

Por último, este modelo se quedó en su cuarta generación que ya contaba con un módulo de pilas compuesto por 440 conectadas en serie en las que el hidrógeno reaccionando con el oxígeno, permitía una respetuosa relación con el medioambiente. La potencia que se obtenía de esta cuarta entrega era de 128 CV.

Opel Ampera

La propulsión eléctrica equipada con el dispositivo para extender la autonomía llegó a la producción en serie en 2011 con el Opel Ampera. La energía suministrada era de 150 CV y las baterías podían recorrer entre 40 y 80 km. El Ampera-e hizo su aparición en 2016 con una autonomía eléctrica pura de 423 según el ciclo WLTP. Sus 204 CV eran capaces de impulsar el coche en 3.2 segundos hasta los 50 km/h.

Opel Grandland X Hybrid4

Actualmente, Opel cuenta con su nuevo Corsa-e como modelo 100% eléctrico de referencia. El Grandland X es el buque insignia de los híbridos-enchufables y promete ser una de las firmes apuestas en este 2020. La nueva década promete para Opel muchos éxitos en lo que a versiones electrificadas se refiere. En parte porque los clientes lo están demandando pero principalmente porque Opel está invirtiendo para que, en pocos años, toda su gama tenga al menos un modelo electrificado.

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.