Los impuestos en la gasolina y el gasóleo reportan grandes cantidades anuales a las arcas del estado

Cada litro de carburante servido en una estación de servicio tiene un coste que puede ser desglosado en función de su destinatario final. Una cantidad que reporta beneficios a petroleras y distribuidores e ingresos a la administración pública, repartidos a partes desiguales.

De hecho, podemos redondear que, de cada 50 euros gastados en carburante en una gasolinera, 25 € van destinados a los impuestos, 18 al coste de la materia prima, 6 suponen el coste de logística y comercialización y, tan solo, 1 euros es el margen bruto del mayorista.

Este cálculo se realiza según el informe PWC «Radiografía del Sector Petrolero en España» tomando como fuente el Boletín Petrolero de la UE y Cotizaciones internacionales, de enero de 2019.

Los impuestos sobre la gasolina

Impuesto GasolinaCon los datos recogidos por la Asociación Española de Operadoras de Productos Petrolíferos para la composición del precio de los carburantes, tomando la media del mes de septiembre, para el coste de un litro de gasolina de 95 octanos, cuyo precio de referencia es de 1,304 euros cada litro, el reparto queda como sigue.

De inicio, el menor porcentaje, el 16% del importe se destina a los costes de distribución y márgenes, esto es 20,6 céntimos. Por su parte, el 31 por ciento supone el coste al por mayor, lo cual no llega a suponer 40 céntimos cada litro ya que el coste se queda en 39,9 céntimos.

Finalmente, el 53% del precio del litro de gasolina son impuestos: 0,473 € correspondientes al IIEE (Impuestos sobre Hidrocarburos, que lo conforman la suma del Impuesto Estatal General, el Impuesto Estatal Especial y el conocido como Tramo Autonómico) y 0,226 correspondientes al IVA.

Esto supone que 0,699 euros, es decir, casi 70 céntimos, son impuestos en la gasolina de cada 1,304 euros que cuesta un litro de este hidrocarburo.

Los impuestos en el diésel

Impuestos Gasolina Gasolinera (2)

Tomando como precio de referencia del gasóleo un coste de 1,202 euros por litro, el 14 por ciento se destina a los costes de distribución y márgenes, esto es 0,167 €.

El 37 por ciento del coste de un litro de gasóleo supone el porcentaje correspondiente al coste al por mayor, lo que se traduce en 0,448 euros de cada litro de carburante.

Finalmente y, aunque en la práctica es poco menos que casi inapreciable, en una cantidad menor que en el caso de la gasolina, el 49 por ciento suponen los impuestos al diésel. Lo que significa que, por cada 1,202 euros pagados en gasóleo, 0,587 euros van a parar directamente a las arcas públicas repartiéndose 37,9 cémtimos al IIEE y 20,8 al IVA.

Teniendo en cuenta la cantidad de dinero que, queramos o no, se destina a impuestos en la gasolina o el diésel, merezca la pena repasar algunos de nuestros consejos para ahorrar conduciendo un coche híbrido.