Nuevos packs de baterías, nuevas suspensiones, y un nuevo puerto de carga, son algunas de las mejoras que previsiblemente llegarán pronto al Model S y X

Tesla acostumbra a realizar algunas mejoras puntuales en sus vehículos cada cierto tiempo, siguiendo un modelo más propio de la industria de la electrónica de consumo que de la del automóvil. La última de estas renovaciones del Model S y X fue anunciada el pasado mes de abril, hace ya nueve meses, introduciendo motores más eficientes, una nueva suspensión y aumentando la potencia de carga soportada hasta los 200 kW.

Con el lanzamiento al mercado del Tesla Model Y a la vuelta de la esquina, todo apunta a que la firma americana está a punto de introducir, una vez más, nuevas mejoras en sus modelos superiores.Tratando de evitar así que el nuevo SUV compacto de la marca canibalice en exceso las ventas de estos modelos.

Un hacker conocido popularmente como Green, con acceso a las últimas versiones del software de Tesla, asegura haber encontrado algunas pistas que sugieren una próxima renovación del Model S y Model X.

En un tweet publicado recientemente en la red social Twitter, enumera una lista de mejoras que considera que veremos pronto en los modelos superiores de la gama del fabricante americano.

Esto es lo nuevo que llegará al Model S y X

Si sus afirmaciones no están equivocadas, el nuevo Model S y X integrará, por fin, un cargador inalámbrico Qi para dispositivos móviles. Una mejora que incluso podría venir acompañada de algunos cambios en el interior de estos dos modelos. Aunque esto último no está confirmado.

Green asegura haber encontrado también algunos indicios que sugieren nuevas capacidades de batería en distintas configuraciones del vehículo. Por el momento no está claro, sin embargo, si Tesla incrementará la capacidad de la batería en alguna de sus versiones por encima de los 100 kWh actuales, o si simplemente ofrecerá versiones con batería de menor capacidad, como ya ha hecho en otras ocasiones.

Adicionalmente, los nuevos Model S y Model X parece que incorporarán un nuevo tipo de ajuste lumbar en los asientos. Lo que quizás podría suponer también una renovación completa de los mismos. Aunque habrá que esperar para comprobarlo.

Otro punto especialmente importante, es que este hacker ha encontrando referencias a un nuevo puerto de carga para el Model S y X.

Con la llegada al mercado del Model 3, Tesla introdujo por vez primera el puerto de carga CCS en los modelos destinados al mercado europeo. Esto permite a los propietarios de un Model 3 cargar la batería en miles de puntos de carga, como por ejemplo los de Ionity, aprovechando así la enorme implantación que este estándar tiene en Europa. Una ventaja que no tienen todos aquellos que hoy mismo compran un Model S y X, salvo que usen un adaptador que además hay que pagar aparte.

Una mejora absolutamente necesaria en el mercado europeo

Aunque siempre existe la posibilidad de que este nuevo puerto de carga vaya quizás destinado únicamente al mercado chino, parece coherente pensar que los nuevos Model S y X vendrán por fin con puerto de carga CCS, al menos en Europa.

Por último, en el software de Tesla se han encontrado también referencias a una nueva suspensión que, todo parece indicar, se trata tan solo de una nueva versión de la que equipan actualmente.

Sobre cuándo veremos estos nuevos Model S y X no existe por el momento confirmación alguna. Pero Green considera que será pronto y no tendremos que esperar mucho.