Las baterías reemplazadas de los autobuses de Irizar se reutilizarán para el almacenamiento de energía en estaciones de carga de la red de IBIL

El fabricante español de autobuses Irizar acaba de firmar un acuerdo de cooperación con IBIL, uno de los más importantes gestores de puntos de carga en España. Gracias a este acuerdo, Irizar aprovechará las baterías ya usadas y retiradas de sus autobuses eléctricos, dándoles un segundo uso hasta completar su vida útil.

IBIL utilizará estas baterías en los sistemas de almacenamiento de energía de su infraestructura de puntos de carga. De este modo, no solo podrá almacenar la energía proveniente del sol en aquellas instalaciones con placas fotovoltaicas, sino también adaptarse mejor a las condiciones de la red eléctrica en cada momento.

Ibil Ultra Rapido Alava

IBIL cuenta ya con una amplia red de puntos de carga en España y Portugal en continua expansión. Así, por ejemplo, recientemente conocimos la apertura de la estación de recarga con mayor potencia de toda Europa.

AdvertisementAdvertisement

Situada en la A-8 a la altura de Abanto-Zierbena en Vizcaya, esta estación de IBIL cuenta con 4 puntos de carga CCS Combo 2 capaces de ofrecer una potencia máxima de 400 kW cada uno. La firma española continúa así con el despliegue de sus primeras estaciones de carga ultra-rápida, tras la apertura en abril de otra situada en Lopidana (Álava) con 700 kW de potencia total compartidos entre 4 puntos de carga.

Irizar sacará así partido a las baterías de sus autobuses eléctricos hasta el final de su vida útil

Para Irizar este acuerdo es de vital importancia, ya que le permite rentabilizar el coste de las baterías de sus autobuses dándoles un uso alternativo. Estas baterías se encuentran además en perfectas condiciones para su utilización en sistemas de almacenamiento estacionario, ya que en muchos casos son reemplazadas cuando su capacidad es ligeramente inferior al 80 por ciento.

Irizar cree que la vida útil restante de estas baterías reutilizadas puede situarse entre los 10 y los 15 años. Y será entonces cuando se proceda a su reciclaje.

Irizar Bus Charging

Este acuerdo entre Irizar e IBIL es de especial relevancia, ya que si bien no es la primera noticia que nos llega de un acuerdo similar, encaminado a aprovechar las baterías reemplazadas de vehículos eléctricos para su uso en sistemas de almacenamiento de energía, sí que es posiblemente la primera vez que ocurre en España.

Irizar se ha anticipado bien a la creciente demanda de autobuses eléctricos

Irizar ha encontrado estos últimos años un hueco importante en el mercado con la producción de autobuses eléctricos. Esto fue lo que le llevó el pasado año a abrir una nueva planta en Aduna (Guipuzcoa), con capacidad para fabricar 2000 autobuses eléctricos cada año. Y lo cierto es que no parece irle nada mal, ya que el número de pedidos de este tipo de autobuses no deja de crecer, con entregas en un buen número de países de toda Europa.