Opel instalará un sistema inteligente de carga e infraestructura para coches eléctricos en su laboratorio de movilidad eléctrica y en su Centro de Pruebas.

El fabricante alemán convertirá su actual Centro de Ingeniería en su laboratorio de movilidad eléctrica. Ubicado en Rüsselsheim, Opel se une a la Universidad de Kassel y a las compañías FLAVIA IT y PLUG’n CHARGE para investigar acerca de la configuración ideal de la red eléctrica para el futuro. Este plan ha sido diseñado entre Opel y el centro de investigación de transición energética de Hesse, denominado “House of Energy”. Esto supondrá un paso adelante en el desarrollo del plan PACE! y en el apoyo a la movilidad eléctrica.

El laboratorio de movilidad eléctrica: un plan de futuro

Este proceso de electrificación de Opel se ha incluido en el proyecto “E Mobility-LAB Hessen” (laboratorio de movilidad eléctrica de Hesse). La duración de plan es de tres años y está financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Su gestión estará supervisada por el Ministerio de Economía, Energía, Transporte y Desarrollo Estatal de Hesse.

Laboratorio de movilidad eléctrica Opel

En este proceso intervendrán tres agentes de la Universidad de Kassel. El primero de ellos, el rectorado y el centro de investigación de la Facultad de Vehículos. Esta primera parte indagará en torno a la ingeniería eléctrica, electrónica y electromecánica de los automóviles de la marca alemana.

Asimismo, contará con la participación de la facultad de Economía, que realizará un estudio económico acerca de la creación de un sistema de suministro energético que sea rentable y sostenible en el país. Por último, el profesorado del ComTec dedicará su investigación a algoritmos e ingeniería de software de redes y aplicaciones móviles para los nuevos vehículos electrificados.

Por otro lado, las compañías FLAVIA IT y PLUG’n CHARGE también colaborarán con Opel en este proyecto. La primera, desarrollará sistemas y herramientas en el apartado de movilidad eléctrica. Por parte de PLUG’n CHARGE, esta empresa proporcionará distintos productos para las estaciones de carga eléctricas.

Opel Ampera-e

El proceso de conversión eléctrica de Opel

“Opel será eléctrica”, ha confirmado Michael Lohscheller, presidente y consejero delegado de la marca alemana. El actual Centro de Ingeniería se verá convertido en el primer laboratorio de movilidad eléctrica de Opel. El objetivo del fabricante alemán es instalar en pocos meses un sistema de carga e infraestructura para coches eléctricos en Rüsselsheim (160 estaciones de carga) y en el Centro de Pruebas de Rodgau-Dudenhofen.

“La movilidad eléctrica solo será un éxito si el desarrollo de los vehículos y la expansión de la infraestructura de recarga van de la mano”, expresó Michael Lohscheller. A pesar de la alta demanda de electricidad, la instalación de estos sistemas de carga permitirá que los vehículos estén perfectamente cargados en todo momento. “Estamos encantados de que Opel vaya a desempeñar un papel innovador y orientador en el desarrollo de la movilidad del mañana”, reconoció Tarek Al-Wazir, viceprimer ministro del Estado Federal de Hesse.

Opel Ampera-e

Por otro lado, el Centro de Pruebas de Rodgau-Dudenhofen albergará un “almacenamiento modular de baterías” para la reutilización de las pilas eléctricas de los Opel Ampera. Según informa Opel, el aprovechamiento de 18 baterías permite abastecer durante un mes a un hogar de hasta cuatro miembros. Asimismo, la denominada “segunda vida”, tendrá como utilidad controlar la red eléctrica y evitar subidas de tensión.

Plan PACE!: todos los modelos electrificados para 2024

El plan estratégico de Opel (PACE!) para electrificar su gama al completo sigue adelante. El proceso de electrificación será total en 2024. Los alemanes pretenden contar con al menos una versión eléctrica en cada uno de sus modelos. No obstante, la idea de la marca es desarrollar cuatro vehículos eléctricos para 2020. Esta electrificación se desarrollará de manera exclusiva en Rüsselsheim.