Un nuevo sistema patentado por la firma californiana cuenta con un equipo de sensores y láser limpiaparabrisas como sustituto del habitual conjunto

Quién no sé ha visto obligado a accionar el mando del limpiaparabrisas para eliminar del campo de visión el entuerto que suponen los excrementos de las aves que se han secado mientras el coche estaba estacionado, o para intentar diluir los restos de los insectos estampados durante la marcha, además de que sea necesario o de obligado complimiento cuando la lluvia, la nieve o, incluso o al barro levantado por el vehículo que nos precede en la calzada dificulta la visibilidad y supone un riesgo para la seguridad…

Todas esas situaciones, en los que el conjunto formado por el limpiaparabrisas y el líquido del depósito destinado a limpiar los cristales delantero y traseros, ese aliado, no siempre es efectivo al 100 por 100,

Bien por la naturaleza del enemigo a combatir, bien por la intensidad de su acción, estos dispositivos fueron instalados una vez se hizo necesario contar con ellos en los vehículos acristalados, hace ya más de un siglo. Pero, desde entonces, salvo su mecanización y automatización, su evolución ha sido ligera. Hasta ahora.

Y es que Tesla, en una muestra de su apuesta por la continua innovación, ha registrado una patente muy especial: un láser limpiaparabrisas.

AdvertisementAdvertisement

Tesla Fremont PlantTesla combatirá la falta de visibilidad por suciedad con láser

El sistema sustituiría al habitual conjunto de brazos mecánicos y escobillas por unos emisores de haces de láser que, una vez el sensor detectara su presencia sobre el cristal, lanzarían un rayo hacia el punto en cuestión eliminando tanto material sólido como líquido.

De esta manera, bien sean depósitos sólidos o líquidos, los sensores detectarían su presencia sobre el cristal. En ese momento, informarían del punto y tamaño del mismo y se activarían el emisor haz del rayo láser del limpiaparabrisas que modularía la intensidad del mismo con el fin de desintegrar el elemento en cuestión.

Este sistema acaba de ser registrado por lo que es posible que se ofrezca en los coches de Tesla de nuevo cuño a no tardar mucho. De hecho, a pesar de la rocambolesca presentación del Tesla Cybertruck, este dispositivo láser limpiaparabrisas no fue ni siquiera citado en el evento, por lo que no se trata de uno de los secretos que guardaba la camioneta eléctrica.

Aunque parezca más propio de un escudo anti-misiles de defensa balística, al estilo del promovido por países Estados Unidos en los años 80 del pasado siglo, denominado como la Iniciativa de Defensa Estratética, más conocido como la «Guerra de las galaxias», la introducción de este nuevo conjunto de láser limpiaparabrisas pudiera ser revolucionario y acabar siendo popularizado y extendido a otras marcas.