Lincoln Preceiver 40

Se denomina Lincoln Perceiver y estamos seguros que te dejará alucinado. Tiene un diseño innovador que permite que los pasajeros disfruten de una comodidad nunca vista hasta el momento.

En las próximas décadas, se espera que los vehículos se vuelvan totalmente autónomos, eliminando a los humanos de las responsabilidades de conducción. Sin embargo, una cosa que no esperamos cambiar es el amor que los entusiastas de los automóviles tienen por ir rápido. Este concepto, denominado Lincoln Perceiver, tiene como objetivo combinar las tecnologías de conducción autónoma con un rendimiento vertiginoso en línea recta.

Lincoln Preceiver 1111

El estudio, creado por Sebastiano Ciarcià, tiene un diseño exterior diferente a cualquier vehículo actualmente en el mercado y se centra principalmente en la aerodinámica. Lo más notable es que las ruedas delanteras están totalmente ocultas debajo de la carrocería afilada, por lo que el Lincoln Perceiver corta el aire que luego fluye sobre la elegante línea del techo y la cabina de vidrio.

A medida que el Lincoln se conduce solo, no hay controles tradicionales en la cabina como pedales o un volante. Esto significa que los ocupantes tienen una vista sin obstáculos del parabrisas que se extiende sobre sus cabezas y hasta el nivel de los pies.

AdvertisementAdvertisement

Perceiver, un concept que revolucionará el mundo de la automoción

Ciarcià, el diseñador del estudio, se refiere al automóvil como un Hyper Cruiser autónomo. De alguna manera, podría considerarse como la próxima iteración del hyper-GT, un término recientemente acuñado para referirse a vehículos excepcionalmente rápidos y lujosos como el McLaren Speedtail.

Lincoln Preceiver 39

Si bien nos encantaría ver que los vehículos autónomos centrados en el rendimiento finalmente lleguen a las carreteras, en este momento podría ser un desafío convencer a los consumidores de que ser un pasajero en un vehículo que tal vez podría superar los 400 km / h sería una buena idea . No se equivoque, sin embargo; los coches de conducción autónoma están llegando tarde o temprano, y todos van a ser relegados al papel de meros pasajeros. Mejor disfrutarlo mientras podamos.