Aunque sí planea cierta eléctrificación en su gama, afirma que jamás veremos un Maserati que no cuente con un motor de combustión

Maserati, el fabricante italiano de coches de lujo, acaba de sorprender a propios y extraños al anunciar que no ve el momento en el que alguno de sus vehículos sea completamente eléctrico, algo que asegura no ocurrirá nunca. Aunque sí va a iniciar un proceso de electrificación de su gama a partir de 2020, que incluirá vehículos híbridos y también híbridos enchufables, la firma italiana ha descartado por completo fabricar en algún momento un solo vehículo que no utilice un motor de combustión convencional.

Maserati considera que debe mantenerse fiel a sus raíces, sin olvidar que desde su fundación en 1914 hasta 1947 estuvo centrada en la competición. Así, cada vehículo de la marca ha sido fabricado desde entonces con la intención de transmitir una sensación única de emoción al conducirlo, algo que según Maserati no es posible sin un motor de combustión.

Maserati es propiedad de Fiat-Chrysler, una compañía que ha venido mostrando durante los últimos años su aversión al vehículo eléctrico, sin importar de qué tipo de vehículo estemos hablando. Como ya comentamos a principios de abril, esta compañía ha llegado recientemente a un acuerdo con Tesla con el objetivo de cumplir así con la futura normativa sobre emisiones de la Unión Europea.

Advertisement

El acuerdo de Fiat-Chrysler con Tesla

La nueva normativa de emisiones de la Unión Europea, que entrará en vigor este próximo año 2020, establece que los vehículos con motor de combustión comercializados por cada fabricante no podrán superar de media los 95g de CO2 por kilómetro.

La UE permite, sin embargo, que distintos fabricantes fusionen sus flotas de vehículos para cumplir, de este modo, la normativa de emisiones. El acuerdo con Tesla permite así reducir la media de emisiones totales de los vehículos de Fiat-Chrysler comercializados en Europa, ya que Tesla únicamente vende vehículos eléctricos.

Tesla, por su parte, recibirá una importante cantidad de dinero fruto de este acuerdo. Una cantidad que inicialmente se estimaba que rondaría varios cientos de millones de euros, pero que según las últimas informaciones podría llegar a los dos mil millones de euros.

Fiat-Chrysler pretende, no obstante, que su dependencia de Tesla para cumplir con la normativa de emisiones de la Unión Europea se reduzca a partir de 2021. Para ello planean iniciar un proceso de electrificación de su gama, con nuevas versiones híbridas e híbridas enchufables. La misma estrategia anunciada ahora por Maserati.

Maserati sigue su propio camino

Los planes de futuro de Maserati chocan, sin embargo, con los de sus principales rivales. Otros fabricantes como Porsche, Audi, Mercedes-Benz, o Jaguar ya cuentan con algún modelo completamente eléctrico en el mercado o han anunciado su próximo lanzamiento. Este sería el caso, por ejemplo, del Porsche Taycan que llegará al mercado finales de año.