El Mercedes-Benz EQV se presentará en menos de un mes con la carta de presentación de ser el primer monovolumen premium 100% eléctrico.

La familia EQ de Mercedes-Benz se hace más grande, y nunca mejor dicho, puesto que llega al mercado el modelo más grande de la gama de eléctricos de la marca de la estrella: el Mercedes-Benz EQV. Por lo tanto, parece que el objetivo de que toda la gama de la marca esté electrificada en 2022 gana posibilidades, puesto que además del EQC, parece que el Mercedes-Benz EQA está desarrollándose con el punto de mira puesto en el Tesla Model 3.

Los de Stuttgart han presentado a su nuevo modelo como el “primer monovolumen premium completamente eléctrico de Mercedes-Benz”. Como no podía ser de otra manera, será presentado en casa, es decir, en el Salón de Frankfurt (12 al 22 de septiembre). Además, este modelo tendrá un toque español, y es que se producirá en la planta de la marca en Vitoria, donde ya se fabrican modelos como el Mercedes-Benz Clase V y Vito.

El fabricante ya ha dado algunos datos provisionales acerca su nueva monovolumen eléctrica: su autonomía será de unos respetables 405 kilómetros y, gracias al sistema de carga rápida, puede cargarse del 10% al 80% en menos de una hora. Además, y como no podía ser de otra manera, la habitabilidad y comodidad en este modelo será de primera clase.

Marcus Breitschwerdt. Director de vehículos comerciales de Mercedes-Benz, afirmaba: “Nuestros monovolúmenes cumplen con los más altos estándares en términos de funcionalidad y variabilidad. El EQV ofrece una conducción cómoda, dinámica, un gran espacio y cero emisiones. Por lo tanto, ofrece todas las cualidades propias de la marca y el segmento que los clientes deben esperar, ya sea como automóvil familiar o como vehículo de transporte de personas”.

Advertisement

Pocas novedades en su diseño

En su diseño exterior, hay pocas variaciones respecto al concept que presentó la marca en el Salón de Ginebra ni con la Clase V tradicional. Lo que más llama la atención es una seña de identidad ya de la familia EQ: la parrilla del radiador con una tira de luces integrada. Además, otra de las diferencias son las llantas carenadas de 18 pulgadas.

Si abrimos la puerta para entrar al habitáculo, las diferencias respecto a la variante de combustión son pocas. La mayor diferencia son los colores utilizados en el salpicadero y los pespuntes de la tapicería en color oro rosa.

Además, cuenta con el avanzado sistema de infoentretenimiento MBUX asociado a una pantalla de alta definición de 10 pulgadas que ofrece toda la información acerca del motor eléctrico del modelo. Además, permitirá que desde el Smartphone, el usuario pueda manejar algunos parámetros como la temperatura del habitáculo o enviar datos de alguna ruta al navegador.

Algo habitual en los coches eléctricos es que la situación de las baterías reste espacio al habitáculo. Sin embargo, en el Mercedes-Benz EQV no pasa esto, por lo que podrá ofrecer además diferentes configuraciones. Su modularidad le permite tener dos o cuatro asientos individuales en su parte trasera, por lo que se convierte en un vehículo perfecto para el transporte de pasajeros.

Sin embargo, estos asientos individuales se pueden sustituir por unas banquetas que permiten albergar a 7 u 8 pasajeros. En caso de que se retiren los asientos, el Mercedes-Benz EQV tiene capacidad de cargar con 3,5 toneladas incluyendo su peso.

El Mercedes-Benz EQV tendrá 200 caballos y 405 km de autonomía

Su motor eléctrico desarrolla 200 caballos y 362 Nm de par, por lo que tiene una velocidad máxima de 160 km/h, todo ello asociado a una transmisión de una sola relación. Este propulsor se alimenta con una batería de 100 kWh de capacidad bruta, aunque Mercedes-Benz ha dejado su capacidad útil en 90 kWh para mejorar su fiabilidad. Gracias a este conjunto, la autonomía del Mercedes-Benz EQV es de 405 kilómetros.

El Mercedes-Benz EQV tiene la novedad de que el puerto de carga está situado en la parte izquierda del paragolpes delantero. Esto le diferencia del Mercedes-Benz eVito, que lo tiene instalado tras la puerta del conductor.

Mediante las levas situadas tras el volante, el conductor podrá configurar el nivel de regeneración de las baterías que desea en cada momento. Además, cuenta con el modo D-Auto, mediante el que puede ajustar la regeneración de energía en función de las necesidades que exija la ruta elegida.

El precio del Mercedes-Benz EQV es de 66.000 euros, por lo que es 15.000 euros más caro que la versión de acceso y 5.000 euros superior al diésel de 190 caballos. Este nuevo modelo caminará sólo en el mercado cuando aterrice en 2021, puesto que no hay monovolúmenes eléctricas de este nivel. Habrá que ver si en los próximos años el resto de fabricantes plantan cara para poner en aprietos a la nueva Mercedes-Benz EQV.