Mercedes-Benz ha desarrollado un nuevo circuito especialmente pensados para el desarrollo de vehículos eléctricos y autónomos

El grupo Daimler tiene nuevos planes para su pista de pruebas ubicada en la localidad alemana de Immendingen. Esta pista ha visto como muchos de los vehículos deportivos de la gama AMG de Mercedes-Benz han pasado sus curvas de lado y se han desarrollado para ser referentes en sus categorías.

Sin embargo, parece que el destino de este circuito será otro, no cambiará su labor, pero sí que no tendrán nada que ver sus inquilinos. La noticia es que el gigante alemán tiene pensado que este trazado quede destinado únicamente al desarrollo de los futuros coches eléctricos y autónomos de la marca de la estrella. Por lo tanto, parece que el desarrollo final del próximo Mercedes-Benz EQS culminará en este emplazamiento.

Esta localización siempre ha sido conocida por ser un Centro de Pruebas y Tecnología de Mercedes-Benz. Cuenta con un terreno de algo más de 5 kilómetros cuadrados en los que hay una red de circuitos pensados para poner a prueba distintos elementos en un vehículo. Además, su diseño se encomendó a Hermann Tinke, un auténtico peso pesado en el mundo de la Fórmula 1.

Mercedes Circuito Immendingen (3)El nuevo circuito de Mercedes-Benz es una réplica de todos los escenarios posibles

Mercedes-Benz ha instalado en estas instalaciones todo tipo de carreteras y señales que puedan encontrarse en el mundo para garantizar que sus sistemas de conducción autónoma sabrán actuar en cualquier país.

AdvertisementAdvertisement

Por lo tanto, en Immendingen podemos encontrar carreteras estrechas y con pendientes similares a las que encontramos en los Alpes, autopistas de varios carriles como las típicas norteamericanas o tramos que simulan el tráfico más intenso.

Reiner Imdahl, supervisor del complejo, afirmaba: “Muchas situaciones de tráfico se pueden probar de manera realista en este circuito de pruebas. Podemos hacer predicciones con simuladores, pero las pruebas de conducción reales son indispensables, puesto que siempre nos dan sorpresas sobre lo que los simuladores han predicho”.

Para desarrollar los próximos vehículos de conducción autónoma del fabricante, Mercedes-Benz les ha destinado una parte del circuito de manera exclusiva. Esta parte de Immendingen se ha apodado como Bertha en honor a la esposa del fundador de la marca de la estrella, Karl Benz.

Mercedes-Benz sigue con su fuerte apuesta por la movilidad del futuro

Ya supimos en febrero que Mercedes-Benz se había aliado con su gran rival histórico, BMW, para desarrollar sus tecnologías autónomas. En julio, ambas compañías se aventuraron anunciar que tendrían vehículos con conducción autónoma de nivel 4 en sus gamas de cara al año 2024. Además, ambos fabricantes tienen el apoyo de su país, y es que Berlín ya ha abierto su primer tramo para vehículos autónomos.

Un nivel 4 de autonomía implica que un automóvil puede operar sin conductor al volante y que puede detenerse de manera segura en caso de que el conductor no recupere el control en situaciones de peligro inminente.

Por lo tanto, ya tenemos una aquí una razón más para comprobar la fuerte apuesta de Mercedes-Benz por la electrificación y la conducción autónoma, y es que seguro que tener un circuito exclusivamente destinado a su desarrollo acelerará sus llegadas.