Mercedes-Benz ha puesto a trabajar a sus ingenieros para desarrollar el sonido que generará el EQC cuando circule a baja velocidad

Tal y como ya os contamos con mayor detalle en una reciente entrada, a principios de este mes de julio entraba en vigor una nueva normativa de la Unión Europea que obliga a todos los fabricantes a que sus nuevos vehículos eléctricos emitan un sonido cuando circulan a baja velocidad. Este requisito es imprescindible para lograr su homologación antes del inicio de su comercialización en Europa.

El Sistema de Alerta Acústica de Vehículos o AVAS (del inglés, Acoustic Vehicle Alert System) será también obligatorio en los vehículos eléctricos que han sido homologados con anterioridad al 1 de julio de 2019 y que ya circulan por las carreteras, pero en este caso tienen un plazo de dos años para cumplir este requisito.

El cumplimiento de esta normativa ha obligado a todos los fabricantes a ponerse manos a la obra para desarrollar este sistema de alerta acústica. Así, por ejemplo, hace ya varios meses Jaguar nos mostraba en un vídeo su funcionamiento en el I-Pace.

AdvertisementAdvertisement

Esto es lo que escucharás al cruzarte con un EQC por la calle

Mercedes-Benz no ha querido quedarse atrás, y coincidiendo con su lanzamiento al mercado, acaba de demostrar cómo funcionará el sistema AVAS en su primer SUV totalmente eléctrico, el EQC. Para apreciar mejor la diferencia, en el vídeo que encontrarás a continuación se compara el sonido que genera el EQC cuando circula a baja velocidad -y también marcha atrás- con el de otro vehículo con motor de combustión.

La firma alemana asegura que sus ingenieros del Centro Tecnológico de Mercedes-Benz en Sindelfingen han estado trabajando para dar al EQC su propia voz. Después de cientos de simulaciones, mediciones y evaluaciones, empleando un complejo sistema de micrófonos exteriores, éste ha sido el resultado final.

Sonido distinto según el país

Mercedes-Benz explica además que existen algunas ligeras diferencias en el sonido generado por el sistema AVAS del EQC en Europa, Japón y China. Y que estas diferencias son mayores en los modelos destinados al mercado estadounidense, debido a los distintos requerimientos de las autoridades de ese país en lo que se refiere al volumen del sonido o la velocidad a la que debe circular el vehículo.

Así, mientras en Estados Unidos este sonido debe generarse incluso cuando el vehículo está parado si la marcha adelante está seleccionada, incrementando su volumen hasta alcanzar los 30 km/h; en Europa el sistema AVAS solo se activa cuando se circula a menos de 20 km/h.