Mercedes-Benz ha aprovechado el CES 2020 de Las Vegas para lanzar su última creación de la mano de la película Avatar: el Vision AVTR

Actualmente, no es nada extraño conocer uniones entre fabricantes para desarrollar tecnologías conjuntas y abaratar costes. Sin ir más lejos, hace un mes escaso conocimos el que fue el bombazo en el sector en 2019: el acuerdo de fusión entre el grupo PSA y FCA.

Lo que sí es extraño es la colaboración que hoy hemos conocido, y es que poco tiene que ver todo lo antes visto. La gran noticia que el CES 2020 de Las Vegas ha lanzado es que Mercedes-Benz se ha aliado con Avatar.

Sí sí, has leído bien, y es que la marca de la estrella se ha aliado con la famosa película de James Cameron que a todos nos impresionó en 2009. Por lo tanto, de esta peculiar unión ya ha salido la primera creación, el Mercedes-Benz Vision AVTR.

El Mercedes-Benz Vision AVTR nos adelanta al futuro

El objetivo de este espectacular concept car es el mismo que tuvo la película hace más de 10 años: poner en marcha nuestra imaginación para plantearnos cómo será el futuro y, por supuesto, sus vehículos. Además, la conexión con el film tenía que quedar patente, por lo que el vehículo pretende llevar a otro nivel la conexión entre la persona, el coche y la naturaleza.

AdvertisementAdvertisement

Si echamos un ojo a las fotos que ha lanzado la marca, podemos ver que poco se parece a cualquier vehículo que podamos ver en las calles. El exterior nos deja con la boca abierta, pero más aún lo hace el habitáculo, no por lo que tiene sino por lo que no tiene. En él, podemos olvidarnos de volantes, intermitentes o cualquier similitud con un coche convencional.

Conectado con la naturaleza

Al abrir la puerta, lo único que podremos encontrar es un enorme salpicadero completamente diáfano con una superficie redonda en la que el conductor tendrá que posar su mano para conectarse con el coche. No sólo esto, sino que el Mercedes-Benz Vision AVTR se conecta con la naturaleza utilizando como nexo sus asientos, y es que su tapicería está compuesta por “piel vegana”, es decir, que está fabricada con materiales reciclados –algo que ya pudimos ver en el Renault ZOE-.

El exterior también recuerda a un enorme animal que, en vez de patas, se apoya en cuatro ruedas luminosas. Esta sensación se acentúa más todavía si nos fijamos en las 33 vertebras que van instaladas en la zaga y que se mueven con perfecta sincronización, algo que nos recuerda a la respiración de un Avatar. Sin embargo, estos apéndices no son mero maquillaje, sino que incrementan el apoyo aerodinámico del coche.

4 motores eléctricos, tracción integral y 700 kms de autonomía

Como no podía ser de otra manera en un vehículo tan novedoso y conectado con la naturaleza, cuenta con un propulsor 100% eléctrico. Concretamente tiene cuatro, y es que lleva instalado un motor eléctrico en cada rueda con los que consigue un sistema de tracción integral y una potencia total de 470 caballos.

Además, cuenta con un paquete de baterías de 110 kWh completamente reciclable y que puede cargarse en tan sólo 15 minutos. Con todo esto, el Mercedes-Benz Vision AVTR consigue una autonomía de nada menos que 700 kilómetros, suficientes recorrernos Pandora de punta a punta.

Este escaparate tecnológico probablemente no pase de la alfombra del CES 2020, aunque viendo que en los últimos meses hemos visto prototipos sacados directamente a la calle, véase el Tesla Cybertruck, podemos imaginarnos un superdeportivo eléctrico inspirado en el Mercedes-Benz Vision AVTR.