BMW abrió en 5 mercados europeos las reservas del MINI Cooper SE durante la segunda mitad del pasado mes de junio y lo presentó oficialmente el 9 de julio

Trascurridos ya casi dos meses desde que BMW abriese las reservas del nuevo MINI eléctrico, el Cooper SE, es ya un buen momento para hacer balance. BMW acaba de anunciar con satisfacción haber superado las 45 mil reservas de su eléctrico urbano. Una cifra realmente sorprendente que deja bien claro que existe una demanda real de vehículos eléctrico, siempre y cuando los fabricantes ofrezcan modelos con el suficiente atractivo y a un precio adecuado.

El MINI Cooper SE, que fue presentado oficialmente el pasado 9 de julio, será el primer vehículo eléctrico que comercializará BMW -en este caso bajo la marca MINI- desde que el i3 saliese al mercado en 2013.

Respecto a sus especificaciones, cuenta con un único motor en su eje delantero con 135 kW de potencia (184 CV) y un par de 270 Nm. Su aceleración 0 a 60 km/h es de solo 3.9 segundos; un dato especialmente a tener en cuenta tratándose de un vehículo fundamentalmente urbano. Así mismo, la aceleración de 0 a 100 km/h se sitúa en los 7.3 segundos.

La capacidad de la batería es de 32.6 kWh, lo que le debería permitir recorrer 270 km bajo el ciclo de homologación WLTP. Una cifra de autonomía que será incluso mayor si únicamente se realizan desplazamientos urbanos.

Aunque el Cooper SE no destaca en especificaciones tiene más clase que ninguno

Aunque bien es cierto que, con todos estos datos encima de la mesa, cualquier potencial comprador puede darse cuenta de que otros fabricantes ofrecen más, y posiblemente por menos dinero, eso no ha evitado que más de 45 mil personas hayan realizado ya una reserva del nuevo eléctrico urbano de BMW.

Y es que, al fin y al cabo, se trata de un MINI. Con todo lo que ello implica. La imagen de marca que MINI se ha creado durante décadas, y especialmente tras su compra por BMW, es algo que otros fabricantes no pueden ofrecer a día de hoy.

45 mil reservas pero sin depósito

Es importante destacar, no obstante, que estas más de 45 mil reservas son realmente «muestras de interés». BMW no ha requerido el pago de ningún depósito, como viene siendo habitual en otros casos. Y aunque no hay que olvidar que este tipo de depósitos suelen ser reembolsables, el hecho de que el cliente tenga que desprenderse de su dinero -aunque sea de forma temporal-, es una indicación mucho más fiable de que realmente está interesado en su compra.

Es decir, no hay ningún tipo de garantía de que estas 45 mil reservas se vayan a transformar en el mismo número, o un número similar, de ventas confirmadas. En cualquier caso, es un muy buen primer paso antes del inicio de su comercialización.