La gama del SUV alemán recibe su versión más radical: el Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid. Este híbrido enchufable llega con 680 caballos y 40 kilómetros de autonomía eléctrica.

Poco tiempo después de saber que el Porsche Taycan ya tiene fecha de presentación, el Porsche Cayenne y el nuevo Porsche Cayenne Coupé reciben su versión más musculosa: las versiones Turbo S E-Hybrid, por lo que ambos modelos llevan tecnología híbrida enchufable. Sin embargo, un PHEV de la marca no puede ser uno más y menos teniendo el apellido Turbo S.

El nuevo Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid desarrolla una potencia de nada menos que 680 caballos y, además, es capaz de moverse hasta 40 kilómetros impulsado únicamente por su motor eléctrico.

Este propulsor ya es conocido en la gama de los de Stuttgart, puesto que es heredado directamente del que ya estrenó el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid. Por lo tanto, acoger esta mecánica bajo el capó le sirve para convertirse en uno de los SUV más potentes y rápidos del mercado.

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid El Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid tiene prestaciones de superdeportivo

El nuevo Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid tiene 680 caballos, es capaz de generar 900 Nm de par motor y puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos, alcanzando una velocidad punta de 295 km/h: que tiemblen muchos deportivos porque este SUV híbrido enchufable llega para mojarles la oreja.

AdvertisementAdvertisement

Además una de las principales ventajas de su naturaleza híbrida enchufable es que, según datos oficiales, el consumo medio del Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid es de 3,9 litros a los 100 kilómetros.

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid Este propulsor está integrado por un 4.0 V8 biturbo que entrega por su cuenta 550 caballos y un segundo motor eléctrico capaz de ofrecer otros 136 caballos. Para dosificar esta potencia, el nuevo PHEV de la marca recurre a la transmisión automática Tiptronic S de ocho velocidades que nuestra página hermana Top10Motor pudo probar en el Porsche 911 Carrera 4S.

El Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid tiene colocadas las baterías bajo el piso del maletero. Estas tienen una capacidad de 14,1 kWh y pueden cargarse completamente en 2 horas y media mediante el cargador que lleva el coche de serie. Sin embargo, en caso de conectarlo a un enchufe de carga doméstica, el proceso podrá tardar seis horas.

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid Un equipamiento a la altura

Por lo tanto, el nuevo Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid se sitúa como el tope de gama, algo que se refleja también en su equipamiento de serie. Este cuenta ya con elementos como las barras estabilizadoras activas, el diferencial trasero Porsche Vectoring Plus, suspensión neumática, frenos cerámicos o el pack Sport Chrono. Como elementos opcionales, se podrán añadir unas enormes llantas en 22 pulgadas o el sistema de dirección integral.

Además, esta versión no es lo único nuevo en la gama del SUV alemán. Concretamente, la novedad viene en la nueva variante de carrocería más estilizada, y es que se estrena el Porsche Cayenne E-Hybrid Coupé. Esta variante ya estaba disponible en la carrocería normal y cuenta con un motor V6 de gasolina y otro eléctrico que generan 462 caballos trabajando en conjunto. Sus prestaciones también son excelentes, puesto que alcanza los 100 km/h en 5 segundos y su velocidad máxima es de 253 km/h.