El ministro alemán se pregunta cuándo van a ser capaces de hacer un coche eléctrico que sea la mitad de atractivo que un Tesla

A pesar de lo que muchos agoreros pregonaban, lo cierto es que Tesla continua avanzando a paso firme en su camino hasta lograr que el vehículo eléctrico llegue a desbancar a los que emplean motores de combustión. Ahora, una vez alcanzado un ritmo de producción estable del Model 3 en Estados Unidos, la firma americana está a punto de iniciar su comercialización también en Europa.

Durante estos últimos años muchos nos hemos preguntado qué es lo que están haciendo los grandes fabricantes alemanes para contrarrestar el efecto Tesla, ¿a qué se debe ese inmovilismo?. Más allá de anuncios y promesas para dosmilveintitantos, lo cierto es que a día de hoy la oferta de vehículos eléctricos de firmas alemanas es extraordinariamente pobre; y lo que es peor, no parece que puedan competir de tú a tú con un modelo equivalente del fabricante americano, al menos en lo que a innovaciones técnicas se refiere.

Al ministro alemán no le faltan motivos para estar preocupado

Esta misma sensación, a la que en su caso se suma también la preocupación, es la que parece tener el Ministro de Asuntos Económicos de Alemania, Peter Altmaier. Según publica el medio alemán Spiegel, durante una reunión con los grandes fabricantes alemanes para hablar sobre la inteligencia artificial en Alemania, el Ministro alemán les expresó su preocupación.

Spigel afirma que Altmaier si dirigió de forma directa a Herbert Diess, Jefe de Volkswagen, y a Dieter Zetsche, CEO de Daimler, haciendo referencia también a Harald Krüger, CEO de BMW, que no asistió al evento. Altmaier les preguntó entonces cuándo iban a ser capaces de hacer un coche eléctrico que al menos sea la mitad de atractivo que un Tesla.

“Realmente me pregunto cuándo usted, señor Zetsche, o usted, señor Diess, o el señor Krüger de BMW van a ser capaces de fabricar un vehículo que sea solo la mitad de atractivo que un Tesla. En lo que al atractivo de vuestros vehículos eléctricos se refiere, creo que son necesarias nuevas ideas”.

Según Spiegel, el ministro alemán no obtuvo una respuesta a su pregunta, que podemos imaginar no les haría ninguna gracia a los mandamases de Volkswagen y Daimler allí presentes.

mitos coches eléctricos

El “atractivo” de un Tesla no es su diseño

Llegados a este punto, debemos preguntarnos a qué se refiere exactamente el ministro alemán cuando habla de “atractivo”. Hasta el mayor fan de Tesla puede reconocerte que el nivel de acabado, e incluso el diseño, de un vehículo alemán equivalente es superior. Lo que realmente resulta atractivo para muchos compradores de un Tesla son las innovaciones tecnológicas que ofrece, que además van incrementándose durante la vida útil del vehículo gracias a las actualizaciones, algo que no es posible con ninguna otra marca actualmente.

La realidad es que el comprador de un Tesla en 2016 tiene ahora, en 2018, un coche que es notablemente mejor gracias a las actualizaciones de software. Mientras que el comprador de un Audi, Mercedes o BMW tiene exactamente el mismo coche que tenía cuando lo compró.

Tesla: una compañía de software que hace coches

Y es que no debemos olvidar que Tesla es fundamentalmente una compañía de software, que además también hace coches en los que aplica los avances que va logrando. Por contra, los grandes fabricantes alemanes con unas cuantas décadas de experiencia haciendo coches, ahora se ven obligados a integrar nuevo software en esos coches para ser competitivos.

En definitiva, aunque no sabemos si realmente se refería a eso, el “atractivo” del que habla el ministro alemán no es otra cosa que el software.