Unas imágenes publicadas esta misma semana muestran que Renault va a equipar con un conector CCS Combo al nuevo ZOE

Los inicios nunca son fáciles, y para el coche eléctrico tampoco lo han sido. Con la llegada de los primeros vehículos eléctricos al mercado cada fabricante optaba por un sistema de carga distinto -en corriente continua o alterna- y con distintos conectores. Esto no ha traído más que complicaciones a los conductores de este tipo de vehículos, que ven como en ocasiones no puede recargar en un punto de carga por falta de compatibilidad, lo que les obliga en muchos casos a contar con una colección de adaptadores en el maletero.

Afortunadamente todo eso está empezando a formar ya parte del pasado. Al menos en Europa, donde la gran mayoría de los fabricantes está optando por soportar la carga, tanto en corriente continua como alterna, integrando para ello un conector CCS Combo.

Cada vez más marcas apuestan por el conector CCS Combo

Hace tan solo unos días conocíamos de forma oficial que el Tesla Model 3 llegará a Europa con CCS Combo, lo que supone un claro cambio de rumbo por parte del fabricante americano, que hasta ahora siempre ha integrado un conector Tipo 2 modificado en todos sus vehículos vendidos en Europa.

De este modo, los propietarios de un Model 3 ya no estarán limitados exclusivamente a la red de Supercargadores de la propia Tesla para poder disfrutar de la carga rápida, sino que podrán acceder a la creciente infraestructura de puntos de carga rápida de terceros en Europa.

Ciclo WLTP

El CCS Combo del nuevo ZOE supone que también podrá cargar en corriente continua

Pero Tesla no es el único fabricante que planea dar el salto al CCS Combo. Esta misma semana han aparecido publicadas unas fotos del nuevo Renault ZOE, tomadas en un simposio celebrado este pasado 15 de noviembre en Arnhem (Países Bajos). Estas imágenes muestran que el nuevo modelo de la firma francesa va a contar también con un conector CCS Combo, lo que le permitirá cargar tanto en corriente continua como alterna. Recordemos que el ZOE actual solo puede cargar en corriente alterna, a una potencia máxima de entre 22kW y 43kW dependiendo de la versión.

El conector CCS Combo está convirtiéndose así prácticamente en un estándar en Europa, ya que es el que van a integrar los vehículos eléctricos de los grandes fabricantes europeos como Audi, VW, Porsche, Jaguar, Mercedes o BMW, entre otros. Y a los que se van a unir también, tal y como hemos conocido esta semana, Tesla y Renault.

Aunque todavía no se conocen las especificaciones concretas, se espera que este nuevo Renault ZOE pueda cargar en corriente alterna empleando un conector Tipo 2, igual que el modelo actual. El hecho de contar con un conector CCS Combo implica que además podrá cargar también en corriente continua, aunque por el momento aún está por ver a qué potencia máxima.

En caso de contar con la misma refrigeración de la batería por aire forzado que el modelo actual, la carga rápida en corriente continua probablemente se quede en unos 50 kW. Sin embargo, si Renault decidiese incorporar refrigeración líquida, la potencia máxima de carga podría irse hasta los 100kW, o incluso más.