La inmersión en la electrificación supone que el nuevo Volkswagen Golf híbrido amplíe su catálogo de variantes

Tras meses que han parecido años, por fin ayer día 24 se presentó oficialmente la octava generación del automóvil compacto de referencia. Así, el nuevo Volkswagen Golf era mostrado en Wolfswurgo, Alemania, en la que, posiblemente, sea la presentación del coche más importante de 2019 y 2020.

Del presente año, respecto de lo que este coche, tras más de 45 años de vida y más de 35 millones de unidades vendidas, significa para la marca, para la historia de la automoción y, sobre todo, para sus seguidores, pero también de 2020 porque será el año de la comercialización del que es posible que sea el Volkswagen Golf más tecnológico jamás construido.

Además de por sus bondades tecnológicas, este nuevo Volkswagen Golf se presenta integrado por completo en la era de la nueva era de la industria de la automoción, la era de la electrificación.

A pesar de que la anterior generación, la correspondiente al Volkswagen Golf VII ya ofreció versiones electrificadas, la dureza de las exigencias comunitarias en materia de protección al medioambiente que limitan la expulsión de gases contaminantes y de efecto invernadero, nocivos para el entorno y la salud, obliga a afinar al máximo la eficiencia de los motores térmicos tradicionales y, por ende, fomenta la adopción de sistemas híbridos electrificados en sus mecánicas.

El nuevo Volkswagen Golf híbrido

Entendiendo que Volkswagen ofrecerá dos opciones en cuanto a hibridación, el abanico inicial de versiones del nuevo Volkswagen Golf híbrido presentará hasta 5 configuraciones diferentes agrupadas, eso sí, bajo dos grupos.

Por un lado, bajo la denominación como Volkswagen Golf eTSI se presentará el Golf de hibricación ligera, o mild hybrid, que contará con una batería de iones de litio de 48 V asociada a los motores de gasolina TSI.

De esta forma, el Volkswagen Golf eTSI estará disponible con tres niveles de potencia: 110, 130 o 150 CV. El primero asociado al motor 1.0, mientras que los otros dos, al 1.5 y, en cualquier caso, vinculado a una caja de cambios automática de doble embrague y 7 velocidades.

De otro lado, aparece el Volkswagen Golf eHybrid, la versión como híbrido y enchufable. Este coche, contará con un equipo eléctrico cuya batería sea capaz de ofrecer una capacidad de 13 kWh, lo cual le capacita para circular alrededor de 60 kilómetros en modo completamente eléctrico.

Igualmente, el Volkswagen Golf PHEV con motor 1.4 TSI y cambio automático pero de 6 marchas, se venderá con dos alternativas en cuanto a su potencia: 204 y 245 CV, lo que le iguala a esta segunda opción, que será comercializada como Volkswagen Golf GTE, a la potencia, por ejemplo, del actual Volkswagen Golf GTI con pack Performance.

Volkswagen mantiene su apuesta por el GNC

Además, entre las alternativas más eficientes, Volkswagen sigue apostando por las variantes bi-fuel, en este caso, de gasolina y gas natural comprimido, o GNC.

El Volkswagen Golf a gas natural comprimido de 2020 aparecerá también en el catálogo con un motor 1.5 TGI cuya potencia alcanza los 130 CV.