Porsche fabrica actualmente 90 mil unidades anuales del Macan con motor de combustión en su planta de producción de Leipzig

Los rumores que sugerían la posibilidad de que Porsche lanzara al mercado una versión completamente eléctrica del Macan finalmente se han confirmado. La dirección del Porsche acaba de anunciar oficialmente que han dado el visto bueno a este proyecto.

Así, la próxima generación del Macan no solo contará con versiones con motor de combustión como hasta ahora, sino que añadirá también una nueva versión con sistema de propulsión eléctrico.

Porsche ha anunciado que desvelarán todos los detalles sobre el Macan eléctrico a finales de este año. Cuando finalmente se comercialice, este modelo se convertirá así en el primer SUV compacto y completamente eléctrico de la firma de Stuttgart.

El Macan eléctrico y el Taycan Cross Turismo en 2020

La agenda de presentaciones no acabará ahí sin embargo. Poco después, la firma alemana planea también presentar el Taycan Cross Turismo, una versión crossover a medio camino entre el deportivo Taycan –a la venta a final de año– y lo que se entiende actualmente por un SUV.

Porsche planea iniciar la producción del Macan eléctrico a principios del próximo año. La firma alemana ha confirmado además que este modelo será el primero basado en la plataforma PPE (Premium Platform Electric). Esta plataforma ha sido desarrollada por Porsche y Audi de forma conjunta durante los dos últimos años, con la intención de emplearla en algunos de los numerosos vehículos eléctricos que el grupo Volkswagen planea comercializar durante los próximos años.

Para que el Macan eléctrico sea una realidad este próximo año, la firma alemana está realizando ya importantes inversiones en su planta de Leipzig, realizando los cambios necesarios para la producción de esta versión eléctrica.

Así quiere afrontar Porsche el futuro

Oliver Blume, Director Ejecutivo de la compañía, ha comentado lo siguiente tras anunciar la comercialización de una versión eléctrica del Macan:

La movilidad eléctrica y Porsche van de la mano, no solo por compartir su atención por lograr la mayor eficiencia posible, sino especialmente por su carácter deportivo. En 2022 habremos invertido ya más de seis mil millones de euros en la movilidad eléctrica, y en 2025 la mitad de los nuevos vehículos de Porsche podrían ya ser eléctricos. En cualquier caso, durante los próximos diez años ofreceremos una oferta variada compuesta por vehículos con motor de combustión aún más eficientes, híbridos enchufables, y deportivos totalmente eléctricos. Nuestro objetivo es ser pioneros en tecnología, y por este motivo continuaremos apostando por la movilidad del futuro“.