Si has oído hablar de Ionity pero no sabes de qué se trata, te explicamos lo que es y la cantidad de ventajas que puede ofrecerte si tienes un coche eléctrico

Si te interesan los coches eléctricos, es posible que hayas oído hablar de Ionity. No, no estamos hablando del Hyundai Ioniq, por lo que si estás perdido y no sabes muy bien de lo que estamos hablando, no dudes en seguir leyendo.

¿Qué significa Ionity?

Para explicaros qué es Ionity tenemos que remontarnos a 2017, momento en el que BMW, Daimler AG, el Grupo Volkswagen y Ford Motor Company hicieron pública su colaboración para fundar Ionity.

Su objetivo era comenzar a desarrollar una red de carga de alta potencia para poder recargar vehículos eléctricos. En vista del ambicioso proyecto, otros gigantes automovilísticos como el grupo Hyundai se adhirieron para poner su granito de arena.

Por lo tanto, había una meta establecida: implementar hasta 400 estaciones de carga de alta potencia en el año 2020. Esto quiere decir que esta instalación permitiría que el hecho de hacer un viaje de larga distancia con un coche eléctrico no se convirtiera en una auténtica odisea.

AdvertisementAdvertisement

Por lo tanto, todos los fabricantes que integran este proyecto están colaborando a partes iguales para crear una nueva red de cargadores ultrarrápidos utilizables para la gran mayoría de coches eléctricos del mercado.

Ionity permitirá cargar un coche eléctrico en menos de 15 minutos

Esta red de cargadores contará con una capacidad de hasta 350 kW por cada estación de carga utilizando el sistema de carga combinada europeo (CCS) que montan la mayoría de marcas en sus EV. La traducción de esto es que el tiempo de recarga oscilará entre los 10 y los 15 minutos, por lo que una vez instalados, se suprimirá uno de los mayores obstáculos con los que parten los coches eléctricos.

Esto no es sólo un proyecto, y es que ya en su primer año de existencia, Ionity se ocupó de instalar 20 puntos de carga en Noruega, Alemania y Austria. Además, estos están colocados cada 120 kilómetros, por lo que se espera que la red europea tenga la misma configuración.

Una de las grandes ventajas de Ionity es que no exige al usuario que tenga que llevar el cable de carga en el coche, puesto que las estaciones tendrán varios disponibles. Además, tampoco exige que los usuarios tengan que darse de alta en ningún servicio, por lo que podrán utilizarlo de manera directa sin tener que seguir ningún tipo de gestión.

Un mapa con más de 100 puntos disponibles

Casi tres años después de instalar los primeros puntos de recarga, Ionity ya tiene un mapa europeo repleto de sus instalaciones. Aquí os dejamos el mapa para que veáis que hay dos tipos de puntos, unos en blanco y otros en negro. Sí, esto tiene su razón de ser, y es que puntos negros son los que están ya operativos y los blancos son los que están en construcción.

Si nos fijamos en la península ibérica, podemos ver que hay cuatro puntos en blanco, es decir, en construcción. Las localizaciones españolas escogidas por Ionity para instalar sus electrolineras son: Villa Sana (Lérida), Ariza Sur (Zaragoza), Palleja (Barcelona) y Puerto Lumbreras (Murcia).

IonitySin embargo, los planes son mucho más ambiciosos, y es que ya se compartió un mapa en el que Ionity publicaba todos los puntos europeos donde pretendía instalar sus estaciones. Además, Ionity anunció el pasado año su asociación con Cepsa, gracias a la que se comprometían a instalar nada menos que 100 puntos de recarga en España y Portugal.

Ionity¿Cuánto cuesta Ionity?

No íbamos a hacer un reportaje sobre Ionity sin contaros cuáles son sus tarifas, aunque más bien debemos tratar de estas en singular, puesto que hay un solo precio para todo el continente europeo. Independientemente de la divisa del país en el que enchufemos el coche, el importe será el mismo: 8. Es decir, si lo hacemos en España, costará 8 euros; en Reino Unido 8 libras o en Suiza, 8 marcos.

Para abonar este importe, el usuario sólo tendrá que tener instalado en su Smartphone la aplicación de Ionity que ya está disponible en Apple Store y Google Play. El método de pago es realmente sencillo: sólo habrá que escanear el código de barras impreso en cada estación, introducir los datos que se requieren y autorizar el pago. Ni siquiera hace falta registrarse en la app, aunque si lo hacemos, no tendremos que rellenar todos los datos cada vez que enchufemos el coche.

Por lo tanto, ya ha llegado Ionity, una novedosa red de cargadores ultrarrápidos que permitirá que tener un coche eléctrico sea más sencillo y abrirá sus posibilidades en gran medida.