Rotundo éxito del Audi RS Q e-tron en su primer Dakar

Rotundo éxito del Audi RS Q e-tron en su primer Dakar

Escrito por: Javier Cantagalli   @Cantagalli    21 enero 2022     2 minutos

En Audi Sport pueden estar muy satisfechos del trabajo realizado este último año en el desarrollo del RS Q e-tron

El Dakar 2022 es ya historia y será recordado, entre otros motivos, por haber supuesto el estreno en una competición de esta relevancia del RS Q e-tron de Audi. Con su nuevo vehículo, especialmente desarrollado para el Dakar, el fabricante de Ingostadt ha acercado la movilidad eléctrica al apasionante mundo de los rallys.

La compañía puede estar muy satisfecha de los resultados obtenidos, teniendo en cuenta que se trata tan solo de su primera participación en el Dakar con este nuevo vehículo. Un buen primer paso que permite afronta con confianza el futuro y poner la vista ya en la próxima edición de esta competición para alcanzar entonces nuevas metas.

Audi Q Etron22

Los tres RS Q e-tron de Audi que han participado en el Dakar 2022 han consegido completarlo, algo que no es en absoluto sencillo si tenemos en cuenta que, en 2020, de los 351 participantes tan solo lo finalizaron 226. Un 64.4 por ciento del total.

Con estas tres unidades del RS Q e-tron, Audi ha logrado de forma agregada cuatro victorias de etapa y catorce podios, después de superar largos días de travesía de más de 900 km bajo el sofocante calor del desierto de Arabia. Algo que, a día de hoy, sería imposible con un vehículo cien por cien eléctrico.

Sin puntos de carga, ¿cómo lo hacemos?

La falta de una infraestructura de carga adecuada a lo largo del recorrido y la tecnología actual de baterías, han obligado a Audi a buscar una solución, optando finalmente por la implementación de un extensor de autonomía basado en un motor de combustión. Salvo por ese detalle, el RS Q e-tron es un vehículo totalmente eléctrico.

La utilización de este extensor de autonomía ha permitido por otro lado a Audi reducir la capacidad del pack de baterías. El RS Q e-tron equipa una batería de 52 kWh, cuya carga está prácticamente al máximo en todo momento con la energía generada por el motor de combustión. Un dos litros de cuatro cilindros turboalimentado que el fabricante alemán ya utilizaba en la DTM.

Los dos motores eléctricos del RS Q e-tron son capaces de ofrecer 300 kW de potencia conjunta. Permitiendo al vehículo alcanzar los 100 km/h desde parado en tan solo 4 segundos y medio, con una velocidad máxima limitada a 170 km/h por la propia regulación de la competición.

Por último, mencionar que el generador conectado al motor de gasolina del RS Q e-tron es capaz de proporcionar una potencia máxima de 220 kW funcionando a 6000 revoluciones por minuto. El vehículo integra además un depósito de combustible para este extensor de autonomía de 295 litros.

Comentarios cerrados