Skoda Octavia Iv Charging

La carga rápida de los eléctricos tiene más similitudes de lo que creemos en relación con el repostaje tradicional de combustibles fósiles…

Seguro que nunca habías visto/leído una comparación entre lo que cuesta llenar un depósito de gas y recargar un vehículo completamente con carga rápida, entre otras cosas…

Esto, curiosamente acabó mostrando unas cuantas similitudes y además unas cuantas desventajas de parte del eléctrico. Estas similitudes dejan claro una cosa; esto no son buenas noticias.

Los protagonistas de este vídeo nos muestran el ejemplo que os estamos comentando. Los resultados sorprenderán a más de uno.

Dennis Wang, el presentador del vídeo, tiene la suerte de poder cargar su Tesla en su casa a diario, por la noche y sin prisa. La historia puede cambiar sin embargo, cuando se quiere emplear la carga super rápida, que de hecho sería la que más se acerca en tiempo a la del respostaje de combustibles fósiles.

Por si fuera poco, la opción de Supercharge de Tesla, está solo indicada para cuando realizamos viajes, ya que a la larga, afectará a la vida útil de nuestra batería.

Antes de comprar el Tesla, Dennis, el protagonista del vídeo, se planteó dos opciones más: el BMW 330e y el Toyota Camry híbrido.

El coche alemán fue descartado inmediatamente por el Tesla, sin embargo, el híbrido estuvo a punto de ser el elegido, ya que este por 4 dólares, considerando el precio de la gasolina en EEUU, le daba para una autonomía de 51 kilómetros…

Para comparar entre el supercharging del Tesla y el híbrido, Wang lleva al eléctrico a cargar utilizando esta función invirtiendo también 4 dólares. La autonomía que obtiene es de 55 kilómetros, es decir, 4 km más que la opción de combustibles fósiles.

Aquí podemos ver que en lo que respecta a dinero, no parece que haya un ahorro significativo comparado con el coche eléctrico.

Haciendo cálculos nos damos cuenta de que el coste de cargar el Tesla utilizando este método supone un gasto monetario de 0.076 dólares por kilómetro. El coste del híbrido por otro lado, supone 0.078 por km.

Podemos ver que la diferencia es mínima, sin embargo, sale más barato repostar con el híbrido utilizando combustibles fósiles tradicionales…

Por supuesto, la factura a final de mes de electricidad cargando un coche eléctrico a diario tampoco es barata, eso combinado con el alquiler de la batería, si es que has optado por esta opción, te puede salir más caro que un coche tradicional de combustibles fósiles.

Si dispones de puntos gratuitos de recarga cerca, sin embargo, estás de enhorabuena, ya que percibirás un sustancial ahorro para tu cartera.