Recorrer 3.300 km por España gastando tan solo 118 euros es posible, solo es necesario contar el GNC como combustible como así lo ha demostrado Seat

La entrada de manera mucho más significativa en el parque automovilístico de versiones accesibles de coches híbridos a gas o bi-fuel supone una alternativa realmente interesante para quienes, hasta hace poco tiempo, solo podrían plantearse si comprar un coche que gastara poco, ya fuera diésel o gasolina.

Seat ha apostado por la adaptación de algunos de sus motores para poder consumir tanto gasolina como gas natural comprimido y, como tal, nosotros hemos podido dar fe de que el GNC es una alternativa más que lógica para quienes quieren ahorrar en sus trayectos como pudimos comprobar en la prueba de la gama Seat TGI.

¿Realmente se ahorra con un coche de gas natural?

También quisieron comprobar las bondades de los Seat TGI nuestros compañeros de HighMotor y, por eso, aprovecharon el Salón Internacional del Automóvil para hacer la Prueba del Seat León TGI y recorrer la distancia entre Madrid y Frankfurt por solo 80 euros gracias al GNC.

Ahora, la marca española ha invitado a compañeros de la prensa especializada a hacer un tour por carreteras nacionales recurriendo solo al uso de GNC para demostrar cuán económico y ecológico puede resultar el consumo de este carburante.

AdvertisementAdvertisement

Para ello han contado con sus Seat Ibiza, Arona y León 5 puertas y ST a gas natural comprimido para recorrer nada más y nada menos que 3.300 km de vías españolas utilizando, en exclusiva el GNC.

Las etapas de la vuelta a España con GNC

Seat Tgi Consumo Gnc (1)Esta singular «vuelta a España» contaba con cuatro rutas o etapas:

  1. Madrid – Valencia – Barcelona (710 km, gasto medio 28 €)
  2. Madrid – Sevilla – Madrid (1.140 km, gasto medio, 37 €)
  3. Madrid – Bilbao – Zaragoza (800 km, gasto medio 28 €)
  4. Bilbao – Oviedo – Santiago de Compostela (650 km, gasto medio <25 €)

A la finalización de las cuatro, Seat ha ofrecido las siguientes conclusiones:

  • Se recorrieron 3.300 km con un coste de 118 euros (contando con que el precio medio del GNC repostado se situaba en 90 céntimos).
  • La media de consumo obtenido fue de3,9 Kg/100 Km, el mínimo medio registrado en ciclo WLTP.
  • El gasto medio en GNC cada 100 km fue de 3,5 euros.

Además de los datos económicos, queda la llamada huella ambiental, un factor muy tenido en cuenta por los usuarios más concienciados con el respeto al medioambiente.

Como datos destacados, es interesante saber que el uso de GNC reduce en torno al 25 por ciento las emisiones de CO2, respecto de un vehículo con características equivalente con un motor alimentado por gasolina.

De otra parte, la emisión de los tan temidos NOx, óxidos nitrosos, se suprime de manera drástica, generándose unas cantidades, en PM, prácticamente nulas.