El Vision iV es un crossover coupé basado en la plataforma MEB y representa la apuesta del fabricante checo por un futuro eléctrico

Hace ahora casi un mes Skoda adelantó unos bocetos del Vision iV, un crossover coupé completamente eléctrico basado en la plataforma MEB del grupo Volkswagen. Ahora, tal y como estaba previsto, el fabricante checo acaba de realizar la presentación oficial de este concept car en el Salón del Automóvil de Ginebra.

Como parte del grupo Volkswagen, Skoda pretende jugar un papel importante en la apuesta por la movilidad eléctrica, y el Vision iV es una muestra del camino que la firma checa planea recorrer de cara al futuro.

Con tracción a las cuatro ruedas y un motor en cada eje, el Vision iV ofrece una potencia total de 225 kW. Su velocidad máxima está limitada a 180 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 5.9 segundos.

Hasta 500 km de autonomía y carga rápida

La capacidad de la batería es de 83 kWh, lo que le permite ofrecer una autonomía de hasta 500 km según el ciclo de homologación WLTP. Skoda presume además de su sistema de carga rápida, que le permite recargar hasta el 80 por ciento en tan solo 30 minutos.

Con un diseño agresivo, este concept car llama especialmente la atención por su apariencia futurista, con unas grandes llantas de 22 pulgadas y unos retrovisores con cámaras similares a los del e-tron SUV. Tampoco existen manillas para abrir las puertas y la llave es sustituida por la apertura mediante el smartphone del propietario.

Oliver Stefani, Jefe de Diseño de Skoda, afirma que el diseño minimalista del Vision iV queda potenciado por el uso de cámaras en vez de retrovisores, así como por la ausencia de manillas en las puertas. Todo ello simboliza lo sencillo que es manejar un Skoda eléctrico y, por si fuera poco, los elementos de diseño iluminados y la tecnología de iluminación del vehículo añaden un toque visual excitante.

Lo último en tecnología lo encontrarás en el Vision iV

Como viene siendo habitual en este tipo de concept cars, la tecnología juega también un papel fundamental. La consola central del Vision iV incluye un cargador inalámbrico para el smartphone, y Skoda asegura además que es posible controlar algunas funciones del vehículo mediante gestos. El reconocimiento de voz juega un papel importante, siendo capaz de entender frases completas e incluso algunos dialectos. El Vision iV cuenta además con conducción autónoma de nivel 3.

Aunque el Vision iV no es más que un concepto, Skoda asegura que el primer vehículo eléctrico que fabricarán basado en la plataforma MEB será bastante similar. Algunos elementos, como la falta de manivelas en las puertas o los retrovisores con cámaras, probablemente cambien, pero por lo demás en el diseño general del vehículo no debería haber muchas variaciones.