Prueba Subaru Xv Eco Bi Fuel (29)

La firma japonesa anuncia de manera abierta que sus planes de futuro a corto plazo pasan por electrificar toda su gama

El desafío para Subaru es doble, de una parte introducirse de lleno en la nueva era de la electrificación automovilísitica supone un esfuerzo económico y tecnológico enorme para un fabricante de culto pero cuyas ventas no son tan abultadas como otros consctructores nipones.

De otra, la herencia que la motricidad basada en los bloques de cilindros opuestos y situados en posición horizontal, es decir, motores bóxer, y vinculados a una tracción integral simétrica y permanente, All Wheel Drive (AWD), ha conferido una personalidad extendida prácticamente a la mayoría de sus modelos y, sobre todo, a los más carismáticos.

Con este pretexto, el contexto medioambiental global exige a la industria en general la asunción de la electrificación para rebajar no solo los consumos de carburante, característica inherente a los Subaru pero, además, reducir la tasa de emisiones de gases nocivos y de efecto invernadero.

Algo para lo que el constructor que asume a la constelación de Pléyades como imagen de marca ya ha empezado a implementar con la presentación y venta de sus nuevos coches con mecánica híbrida conocida como Subaru e-Boxer.

Subaru E Boxer HibridoEl futuro empieza hoy

El compromiso es claro e incluso, desde las más altas esferas, la electrificación de la compañía es un objetivo prioritario. Así, Tomomi Nakamura, presidente de Subaru Corporation desde 2018, ha acelerado los planes de la marca.

El ejecutivo, a través de un comunicado oficial, ha expresado que «Trabajamos para cumplir con nuestras responsabilidades sociales, incluida la protección del medio ambiente global» y que «Aprovecharemos el carácter único y la innovación tecnológica de Subaru para contribuir a la creación de una sociedad libre de carbono» todo ello «Con el objetivo de hacer que Subaru sea diferente de otras marcas, perfeccionaremos aún más las cualidades distintivas que hacen que un Subaru sea un Subaru, manteniendo los atributos únicos que nuestros clientes esperan».

De este modo, la hoja de ruta pasa por tres puntos básicos:

  • Para la primera mitad de la década de 2030, la electrificación estará presente en todos los modelos de Subaru vendidos a nivel global.
  • Para 2030 el objetivo se fijará en que, al menos el 40% de las ventas globales sean coches 100 por 100 eléctricos de Subaru o híbridos.
  • Para 2050 las emisiones de dióxido de carbono de los automóviles nuevos de Subaru que se vendan a nivel mundial deberán reducir, al menos, un 90 por ciento los niveles comparados con los coches nuevos vendidos en 2010.

Te interesa

Subaru XV Eco Bi-Fuel ¿Estamos ante el mejor crossover de GLP del mercado?