Los puntos de carga adaptados incluyen dos cables en vez de uno, cada uno de ellos con un conector distinto: el Tipo 2 y el CCS

Hace ahora un mes que Tesla confirmó lo que muchos estaban esperando. El Tesla Model 3 va a llegar a Europa con un nuevo conector de carga CCS Combo 2, en vez del conector tipo 2 (con algunas modificaciones) que hasta ahora han integrado todos los vehículos de la marca en el viejo continente.

Esta decisión obligaba a la firma americana a adaptar todos los puntos de carga de su red de Supercargadores. Tesla aseguró entonces que a partir de ahora estos puntos de carga contarán con dos cables: uno de ellos será el que ya existe actualmente con un conector Tipo 2 modificado, y el segundo vendrá con el conector CCS Combo que estrena el Model 3.

Un mes después de que Tesla confirmase este cambio, algunos usuarios están reportando que algunos Supercargadores de Tesla en Europa ya han sido modificados. Uno de ellos ha publicado varias imágenes de uno de estos Supercargadores adaptados en un grupo de propietarios de Tesla en Facebook.

Dos cables en vez de uno

Como puede verse en las imágenes, la adaptación parece bastante sencilla. De donde antes salía un solo cable, ahora salen dos, cada uno de ellos con un conector distinto. Tesla ha añadido además una pieza nueva para poder enganchar ambos conectores cuando no se está recargando la batería de ningún vehículo.

Como ya comentamos en su momento, Tesla realizará esta adaptación en todos sus Supercargadores en Europa de forma progresiva, por lo que es posible que durante algún tiempo los propietarios de un Model 3 no puedan acceder a algunos de ellos si todavía no han sido modificados. Es importante tener en cuenta que el Model 3 únicamente podrá cargarse en Supercargadores de Tesla adaptados que cuenten con el nuevo conector CCS Combo.

Prioridad para el Model 3 en los puntos de carga adaptados

En relación a este asunto, algunos propietarios de vehículos Tesla están reportando que la firma americana está colocando una pegatina en aquellos Supercargadores ya adaptados, en la que se indica que en ese punto de carga los propietarios de un Model 3 tienen prioridad. Según parece, Tesla no está adaptando todos los postes de cada estación de Supercargadores, como podríamos suponer.

Esto significa que los propietarios de un Model S o Model X deberán situarse siempre para recargar en aquellos puntos de carga no adaptados de una misma estación, si hay alguno libre. De este modo si el propietario de un Model 3 llega a esa estación de carga, podrá recargar en uno de los puntos de carga modificados. Únicamente si todos los puntos de carga están ocupados y solo queda libre uno modificado, entonces se podrá cargar allí un Model S o Model X.

Esta situación, en principio, será temporal. Con el tiempo Tesla debería modificar todos sus puntos de carga de la red de Supercargadores en Europa, por lo que el Model 3 dejará ya de tener prioridad en algunos de ellos. El funcionamiento entonces será el de siempre: el primero que llega recarga en el punto de carga que prefiera.