Tesla ha anunciado la apertura de su primer Supercargador V3 con una potencia de hasta 250 kW, reduciendo así el tiempo necesario para completar una recarga

El pasado mes de marzo Tesla anunció sus nuevos supercargadores V3, capaces de reducir considerablemente el tiempo de carga de los vehículos de la marca al duplicar su potencia hasta los 250 kW.

Para demostrar su funcionamiento, Tesla actualizó algunos de sus puntos de carga en la planta de Fremont. Los invitados al evento de presentación del Model Y, pudieron entonces comprobar lo que supone poder recargar la batería a 250 kW. Sin embargo, aquello no fue más que una demostración a la que tan solo unos pocos propietarios del Model 3 tuvieron acceso.

Advertisement

Cargar a 250 kW ya es posible

Tres meses después, Tesla acaba de anunciar ahora la apertura al público de su primer Supercargador V3. Cualquier propietario de un vehículo de la marca puede recargar ya la batería sin ninguna limitación y en mucho menos tiempo.

Los propietarios de un Model 3 que paren en este Supercargador V3 podrán recargar a la potencia máxima que ofrece, los ya mencionados 250 kW; mientras que los propietarios de la reciente revisión del Model S y Model X podrán recargar a 200 kW.

A simple vista, la apariencia de estos puntos de carga es la misma que la de cualquier otro de la propia Tesla. La única diferencia es el menor grosor del cable, que además en este caso está refrigerado por líquido para poder soportar la mayor potencia de carga.

Tesla ha instalado 8 puntos de carga en este Supercargador V3, situado en la propia planta de la compañía. Aunque, como ya hemos dicho, ahora cualquier propietario de un Tesla puede acceder sin ninguna limitación.

Mucho camino aún por recorrer

Los Supercargadores V3 mejorarán sustancialmente la experiencia de los clientes de Tesla, que podrán completar largos viajes realizando paradas mucho más cortas. Esta tecnología contribuirá además a que exista una menor saturación en algunos puntos de carga actualmente muy concurridos.

No obstante, para que esto sea así es imprescindible un amplio despliegue de este tipo de Supercargadores en todos los países donde Tesla está presente. Una única estación aislada, como existe ahora mismo, no deja de ser una anécdota.

No debemos olvidar, además, que otras redes como Ionity en Europa cuentan ya con más de 100 puntos de carga ultra-rápida con una potencia de hasta 350 kW. La carrera por poder presumir de tener la más amplia red de carga a una elevada potencia no ha hecho más que empezar. El tiempo dirá quién es el ganador.