Tesla Model 3

Tesla entregó un total de 112 mil vehículos durante el último trimestre de 2019, logrando así un nuevo récord histórico para la compañía

Hace algunos días Elon Musk envió un email a sus empleados urgiéndoles a lograr un nuevo récord de entregas de vehículos antes de acabar 2019. Una tradición ya en la compañía que un año antes, en 2018, incluso contó con la participación de algunos fans de Tesla que, a cambio de nada, dedicaron algunas horas de su tiempo libre instruyendo a nuevos compradores sobre el funcionamiento de sus nuevos vehículos.

Según decía Elon Musk en ese email, el objetivo era entregar todos y cada uno de los vehículos aún en inventario antes de acabar el año. Y no cabe duda de que lo han logrado.

Tesla entregó 97 mil vehículos durante el tercer trimestre de 2019 y se especulaba que durante este cuarto trimestre el número de entregas podría superar las 100 mil. La cifra final, sin embargo, ha superado de largo estas previsiones.

AdvertisementAdvertisement

Objetivo cumplido

La compañía americana acaba de confirmar que el número de vehículos producidos durante este último trimestre ha ascendido a 104.891 unidades; mientras que el número de entregas totales han alcanzado las 112 mil unidades. Tesla no solo ha entregado prácticamente todas las unidades producidas, sino también otras 8 mil más que estaban en inventario.

Los datos presentados hacen también referencia a cada uno de los modelos que actualmente comercializan. Así, Tesla afirma haber producido 17933 unidades del Model S y Model X, con unas entregas totales de 19450 unidades. De igual modo, las unidades producidas del Model 3 ascienden a 86958, con 92550 unidades entregadas durante este último trimestre.

Haciendo balance de los resultados obtenidos durante 2019, Tesla entregó hasta el final del tercer trimestre 367500 unidades; a las que se suman ahora estas 112 mil, dejando la cifra total de entregas durante el año en 479500 unidades.

Tesla apuesta por mantener esta línea y seguir mejorando

Como era de esperar, estos resultados han tenido un efecto positivo en la cotización en bolsa de las acciones de la compañía, con valores nunca vistos hasta ahora.

Tras comunicar estos resultados, Tesla asegura que su objetivo de cara al futuro más inmediato es continuar incrementado la producción. Para ello contarán a partir de ahora con la ayuda de la nueva Gigafábrica de Shanghai, de cuya producción ya se entregaron un número reducido de unidades justo un día antes de acabar el año.