Con un aspecto completamente diferente al vehículo de producción actual, el Toyota Mirai Sedán Concept avanza el futuro sedán de hidrógeno

Con una planta y porte propia de una berlina de corte coupé se presenta desde Estados Unidos la segunda generación del Toyota eléctrico con acumulador para el hidrógeno como combustible.

Este coche muestra un nuevo diseño, más dinámico, elegante y atractivo que el actual modelo que sigue a la venta y que estará hasta el momento elegido de 2020 para darle relevo y se produzca entonces la llegada a los concesionarios de la versión de producción del nuevo Toyota Mirai.

Basado en la plataforma para vehículos premium de propulsión trasera de Toyota, este prototipo con visos de coches de producción marca unas cotas de 4.973 mm de largo, 1.885 de ancho, 1.468 de alto y una distancia entre ejes de 2918 milímetros, dispone de hasta 5 plazas.

Muestra un lenguaje visual muy diferente gracias a calzar unas generosas llantas de 20 pulgadas y a perfilarse gracias a unas líneas infinitamente más suaves, estilizadas, prolongadas y menos angulosas e incisivas que con las que se diseñaron el anterior coche con pila de combustible de hidrógeno.

AdvertisementAdvertisement

Toyota mira al futuro

Y es que mirai significa «futuro» en japonés. Y no hay mejor forma de afrontar el devenir que actualizando la tecnología.

Respecto de la evolución que están sufriendo los coches eléctricos, y más aquellos cuyo generador depende de un acumulador del gas, el fabricante afirma que su nuevo coche es capaz de aumentar un 30 por ciento la autonomía gracias a la mejora del rendimiento de la capacidad de almacenamiento manteniendo un tiempo de 5 minutos en el relleno de su tanque de hidrógeno.

Un coche que ha sido concebido para quienes disfrutan de la conducción y de los largos desplazamientos, tanto por su dinámica como por su confort y habitabilidad.

El nuevo Toyota Mirai muestra un interior de corte vanguardista, minimalista y mirando a un futuro netamente tecnológico. Por ello, equipa un revolucionario espejo interior, a modo de pantalla, en el que aparecen las imágenes que recogen la cámara de visión posterior.

Otros elementos a destacar son los que conforman el sistema Toyota Premium Multimedia, que tiene como principal protagonista la pantalla táctil TFT de alta resolución de 12,3 pulgadas, desde donde se puede activar el sistema de navegación. Además, un conjunto de hasta 12 altavoces de la firma JBL envuelven a los ocupantes en una experiencia sensorial.