La nueva Vespa Elettrica se ha presentado en Milán con una actualización que mejora aspectos como su velocidad máxima

Hay nombres de modelos que ya son una marca en sí misma, como por ejemplo la Volkswagen California en el mundo de las cuatro ruedas o la Piaggio Vespa en el de las motocicletas. A pesar de esto, estos mitos tienen que acogerse a la teoría de “evolucionar o morir”, por lo que la electrificación ya es casi una obligación.

En consonancia con esto, se presentó durante el pasado año la Vespa Elettrica, el primer scooter eléctrico de la célebre familia italiana. Sin embargo, fue un lanzamiento completamente decepcionante, puesto que su velocidad máxima se quedaba en unos insuficientes 45 km/h, que si bien es el límite de velocidad legal para un ciclomotor en España, es muy poco para desenvolverse diariamente.

Vespa Elettrica (4)La Vespa Elettrica tenía la única ventaja de que podía conducirse con el permiso de conducir AM, es decir, el de ciclomotores. Sin embargo, su uso se limitaba al centro de las ciudades puesto que imposibilitaba su salida a carretera abierta.

Sin embargo, la firma transalpina ha aprovechado el EICMA 2019 de Milán donde Aston Martin ha presentado su primera moto para presentar una nueva versión de su Vespa Elettrica mucho más útil.

La Vespa Elettrica ahora alcanza… ¡70 km/h!

Con esta novedad, la mítica scooter alcanza ahora una velocidad máxima de 70 km/h que, pese a no ser para tirar cohetes, sí que le permite ir más desahogada. Lo que sí es un punto fuerte de este modelo es su autonomía, y es que puede hacer hasta 100 kilómetros en modo Eco y 70 kilómetros en caso de elegir el modo Power.

Se han modificado el software para que la salida de potencia sea más alta. Estas modificaciones han permitido alargar la relación de transmisión final, por lo que la velocidad máxima ha aumentado y se han conseguido reducir las rpm a velocidades equivalentes.

Vespa Elettrica (2)Por lo tanto, la Vespa Elettrica conserva su motor eléctrico de 4 kW con los que consigue un par de 200 Nm y su batería firmada por LG de 4,2 kWh. Sin embargo, otro de los inconvenientes de la moto italiana es que su batería no es pequeña, por lo que no se puede extraer para cargarse en casa. Para subsanar este problema, cuenta con un cargador incorporado con el que se puede completar la carga en 4 horas.

Quien se compra una Vespa sabe que se está haciendo con una auténtica pieza de diseño atemporal. Sin embargo, hay que ser consciente de sus limitaciones y de su precio, y es que el precio de la Vespa Elettrica era de más de 6.000 euros en la anterior versión, porque no será de extrañar que esta nueve coquetee con los 7.000.

Por lo tanto, parece que la Vespa Elettrica juega todavía en clara desventaja con scooters eléctricas como la Zapp i300, que a pesar de tener un diseño menos “chic”, es mejor que la moto italiana en todos los aspectos.