Esta iniciativa pretende acelerar la implantación del vehículo eléctrico en Europa, para contar finalmente con una amplia red de puntos de carga en 2025

El Grupo Volkswagen viene ya desde hace algún tiempo avisando de que su apuesta por el vehículo eléctrico va muy en serio. Una prueba más de que esto es así es la importante inversión en infraestructura de carga que acaba de anunciar.

La compañía planea comenzar a instalar su propia red de puntos de carga, con la intención de contar con 36 mil de estos puntos en el año 2025.

Debemos recordar que el Grupo Volkswagen es uno de los impulsores de Ionity, uno de los proyectos más importantes para extender una amplia red de carga ultra-rápida por todo Europa. Ionity cuenta ya con más 100 puntos de carga en Europa y está a punto de abrir el primero de ellos en España.

Este ambicioso proyecto junto a BMW, Daimler y Ford, no ha sido sin embargo un obstáculo para que, ahora, el Grupo Volkswagen haya decidido crear también su propia red de puntos de carga.

Esta iniciativa culminará en 2025

En el comunicado publicado por la compañía, justifican esta decisión asegurando que de este modo redoblarán esfuerzos para lograr una rápida transición hacia la movilidad eléctrica. A lo largo de toda Europa, el Grupo Volkswagen comenzará a instalar puntos de carga hasta contar con 36 mil de ellos en 2025. 11 mil de estos puntos estarán desarrollados por la propia compañía y serán instalados en las plantas de Volkswagen y en unos 3000 concesionarios de la marca.

Thomas Ulbrich, miembro de la mesa de dirección de Volkswagen y responsable del proyecto E-Mobility, ha asegurado en relación a este anuncio que contar con una buena infraestructura de carga es un factor crucial para la rápida implantación del vehículo eléctrico. Cargar un vehículo eléctrico debe ser algo tan sencillo y habitual como cargar el teléfono móvil.

Para que esto sea posible, afirma, es necesario contar con una mayor infraestructura de puntos de carga en espacios públicos; además de una simplificación de la normativa vigente que facilite la instalación de Wallboxes privados. Con esta decisión, ha asegurado, Volkswagen está mandando una señal a todos los agentes, involucrándose en el desarrollo de la infraestructura de carga a todos los niveles.

Otras soluciones para llevar la recarga allá donde sea necesaria

Volkswagen estima que aproximadamente el 70 por ciento de las cargas de vehículos eléctricos se realizan en casa, por lo que también planean contar con soluciones domésticas que atiendan las necesidades de sus clientes.

Otro lugar habitual para recargar el vehículo eléctrico son los estacionamientos de los centros de trabajo. La compañía alemana va a empezar instalando puntos de carga para sus propios trabajadores, aunque muchos de ellos estarán también abiertos al público general.