Audi acaba de confirmar una nueva estrategia centrada en el desarrollo de nuevos modelos 100% eléctricos e importantes novedades para la conducción autónoma

Dentro del mundo del automóvil estamos experimentado una clara evolución, y la cual tiene como protagonistas a los vehículos eléctricos. Estos, a su vez, se empiezan a combinar con la conducción autónoma, un sistema que se irá implantando al mismo ritmo que la legislación permita su uso. Ambas tecnologías están teniendo una gran cabida en marcas como Audi, una firma que planea una nueva estrategia que nos permitirá experimentar estas dos innovaciones en un futuro no muy lejano, y las cuales ya empiezan a vislumbrarse en modelos como el e-tron o el e-tron GT, un concept que muy pronto cobrará vida.

Para ello, Audi ha llevado a cabo una importante inversión de 14.000 millones de euros, una cantidad que se encuentra destinada al desarrollo de una gama de modelos electrificada que se irá implantando de forma paulatina. Con esta premisa, la estrategia de la firma germana ya está empezando a mostrar sus primeros pasos, y los cuales les llevarán hacia un futuro no muy lejano donde los propulsores de combustión y la intervención de un conductor pasen a un segundo plano.

Audi Transformation Plan: una nueva estrategia que ya está funcionando

La firma de los cuatro aros tiene muy claro sus objetivos, los cuales les llevarán directamente hacia un futuro donde la digitalización, conducción autónoma y motores eléctricos sean los recursos indispensables. Sin embargo, esta transformación requiere de un alto ritmo de trabajo, y es por esto que Audi ya ha mostrado sus primeros pasos con sus dos modelos 100% eléctricos.

Pero no solo serán los integrantes de la marca los que sufran una importante evolución, sino también los centros donde estos serán fabricados. De esta forma, Audi mostrará al mundo una serie de factorías donde la digitalización y la autonomía sean dos de sus principales novedades, y mediante las cuales se desarrollaran modelos con una nueva tecnología tanto a nivel mecánico como a nivel de conducción.

20 vehículos eléctricos para 2025

Audi también está enfocando esta nueva estrategia hacia la renovación de su gama de modelos, en la que se instaurarán nuevas mecánicas para dejar atrás los propulsores de combustión tradicionales. Con esta premisa, la firma germana tiene como objetivo ofrecer de aquí al año 2025 un total de vehículos 100% eléctricos, los cuales también contarán con importantes innovaciones en lo que respecta a la conducción autónoma.

Audi R8 eléctrico

Sin embargo, la mitad de esos futuros vehículos eléctricos contarán con una propulsión híbrida u otras alternativas, con el objetivo de ofrecer a su clientela diferentes opciones y poder escoger la más apropiada para sus necesidades. Al mismo tiempo, Audi será una de las principales precursoras en esta evolución, la cual también se aplicará en otras marcas que confieren el Grupo Volkswagen.

Importantes sinergías dentro del Grupo Volkswagen

Como viene siendo habitual entre marcas que pertenecen al mismo grupo, podemos apreciar importantes intercambios de piezas y motorizaciones, algo que también sucederá cuando la electricidad sea el principal sustento de vida de los vehículos del mañana. De esta forma, Audi se encuentra en pleno desarrollo de la PPE (premium architecture electrification), que servirá para desarrollar los futuros modelos eléctricos de gran tamaño, y la cual será compartida entre Porsche y Audi.

Por otra parte, la firma de los cuatro aros también generará sinergias con Volkswagen, una marca con la que está fabricando conjuntamente la plataforma denominada MEB (modular electric drive kit), y que permitirá a ambos fabricantes crear vehículos con un punto de partida en común, lo que también abaratará los costes de producción y agilizará el proceso de desarrollo de los modelos 100% eléctricos del grupo alemán.