El BMW X3 xDrive30e es la variante híbrida enchufable de la gama del SUV de la marca, tendrá 292 CV y hasta 55 kms de autonomía eléctrica

Después de varios meses esperando a la llegada del nuevo SUV con tecnología híbrida enchufable de BMW, ya lo tenemos aquí. Su nombre es BMW X3 xDrive30e y es ya el tercer modelo de la familia SUV de la marca en incorporar un tren motriz PHEV después del BMW X1 xDrive25e y del BMW X5 xDrive45e.

El nuevo BMW X3 xDrive30e se comenzará a producir a partir de diciembre en la planta estadounidense de Spartanburg donde se fabrica toda la gama X3. Sin embargo, su llegada al mercado será en la primavera de 2020.

Este modelo va a ser la gran apuesta de BMW, y es que será su primer modelo en contar con variantes de motor térmico, híbrida enchufable y completamente eléctrica. Este último se llamará BMW iX3 y llegará durante el próximo año.

Uno de los preceptos de BMW al crear cualquiera de sus coches es que cuente con un comportamiento ágil y deportivo. El BMW X3 xDrive30e no iba a ser menos y cuenta con el sistema xDrive de la marca, que se ocupa de distribuir el par entre las ruedas delanteras y traseras en función de las necesidades de cada momento. Gracias a este, la motricidad será siempre óptima independientemente de las condiciones del pavimento.

AdvertisementAdvertisement

El BMW X3 xDrive30e cuenta con dos motores que desarrollan 292 CV

La parte más novedosa del BMW X3 xDrive30e es su tren motriz. Este está formado por un motor de gasolina de 4 cilindros y 2.0 litros de 184 caballos apoyado en otro motor eléctrico con una potencia de 109 caballos. Cuando estos trabajan conjuntamente, la potencia total disponible bajo el pie derecho es de 292 CV con los que desarrolla un par de 420 Nm. Este conjunto va asociado a la transmisión automática Steptronic de ocho relaciones, por lo que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 210 km/h.

Varios modos de conducción

El propulsor eléctrico del BMW X3 xDrive30e puede utilizarse tanto como apoyo para el motor térmico como para moverse en modo eléctrico. Para hacerlo sin utilizar el propulsor de combustión, basta con activar el modo MAX eDrive, con el que podremos circular a velocidades de hasta 135 km/h con una autonomía máxima de 55 kilómetros. Por lo tanto, esto le permite contar con la Etiqueta 0 Emisiones de la DGT.

Otro de los modos disponibles en el selector de la consola central es el Auto eDrive. En este, la conducción eléctrica puede practicarse hasta 110 km/h y, una vez sobrepasado este límite, se activa el motor térmico.

En los momentos en los que ambos propulsores están trabajando de manera conjunta, las aceleraciones mejoran en gran medida cuando lo requerimos y también se ven beneficiados los consumos y las emisiones.

Gracias al programa Battery Control, se podrá mantener la carga de las baterías para aquellos momentos en los que el conductor lo desee. Esto es realmente útil para cuando queremos reservar las baterías para utilizarlas en uso urbano.

BMW ha instalado el paquete de baterías bajo los asientos traseros y ha colocado el depósito de combustible por encima del eje trasero. Por ello, el maletero ha perdido capacidad respecto a las versiones convencionales, por lo que el maletero del BMW X3 xDrive30e se queda en 450 litros.

Estas baterías pueden conectarse a un enchufe doméstico para recargarse, por lo que en este caso tardarían seis horas en hacerlo. Sin embargo, si se instala el BMW iWallbox, este proceso tardará tres horas y media.

Cuatro niveles de equipamiento

El nuevo BMW X3 xDrive30e puede escogerse con cuatro niveles de equipamiento: Advantage, xLine, Luxury y M Sport. Desde la versión más básica podemos encontrar elementos de serie como el aviso acústico para peatones o el sistema de aire acondicionado auxiliar configurable desde la app BMW Connected App.

En cuanto a los elementos opcionales, son prácticamente los mismos que se ofrecen en el resto de la gama del BMW X3. Por ello, se podrá añadir la suspensión adaptativa, dirección deportiva variable, sistema de frenos M Sport, Head-Up Displat, Control de Crucero Activo con Stop&Go o Parking Assistance Plus. Además, el BMW X3 xDrive30e podrá montar bola de remolque, y es que sus 420 Nm de par le permiten arrastrar sin problema remolques de hasta 2.000 kilos.

Por lo tanto, tendremos que esperar unos meses para ver al BMW X3 xDrive30e en los concesionarios. La marca todavía no ha compartido sus precios, pero no creemos que sea barato teniendo en cuenta que modelos como el Opel Grandland X Hybrid4 ya superan holgadamente la cifra de 50.000 euros.