Un evento local sirve al grupo para exponer de nuevo el prototipo del Volkswagen ID.4

China es uno de los mercados prioritarios para el Grupo Volkswagen, de hecho, que el gigante asiático sea el país del mundo con mayor número de matriculaciones de coches eléctricos es motivo más que suficiente para entender por qué la firma que da nombre al consorcio ha mostrado desde Pekín un prototipo camuflado del que será el Volkswagen ID.4.

La filial china de Volkswagen ha utilizado un evento donde ha sido presentado el nuevo logotipo de la marca para presentar en la capital de la República Popular un abanico de novedades para el mercado doméstico así como sus planes y estrategias a nivel local.

De entrada, para 2023, Volkswagen proyecta disponer en los concesionarios chinos hasta 10 modelos 100 por 100 eléctricos, ya sean versiones de coches existentes o bien sean modelos totalmente nuevos. Así será el caso de los miembros de la familia ID, entre ellos, uno de los SUV, el conocido como Volkswagen ID.4.

Además de mostrar el SUV Volkswagen Tacqua y el monovolumen premium Volkswagen Viloran, la atención recayó para el vehículo de exposición que dará lugar a la versión de producción del SUV eléctrico de la gama ID.

AdvertisementAdvertisement

Nuevas imágenes del Volkswagen ID.4

A pesar de que el constructor haya anunciado que este coche se fabricará en China y para China, lo hará a través de la a alianza establecida entre Volkwswagen y SIAC Motor, conocida como SAIC Volkswagen Automotive Co. Ltd, por lo que los patrones de este todocamino eléctrico vendrán dados desde el cuartel general de Volkswagen en Alemania.

Por eso, a pesar de que en la presentación del Volkswagen ID.4 para China, se haga referencia al carácter chino de este coche, no les falta razón pero tampoco se trata del prototipo de un modelo que solo se venda en este país, como puede ocurrir con los otros modelos.

Así, el SUV eléctrico mostrado en la cita, muestra un todocamino de dimensiones y formas emparentadas con el Volkswagen Tiguan, de hecho, un coche así solo podría ser la confirmación de las intenciones mostradas por la marca en poner a la venta un crossover equivalente al citado Tiguan con un precio similar a este.

Visto ahora de manera más esclarecedora el aspecto del prototipo del Volkswagen ID.4, cabe destacar la silueta con líneas más suaves y dinámicas que otros SUV de Volkswagen con mecánicas tradicionales.

Igualmente, la altura de la cintura, una musculada carrocería y una distancia más que generosa entre los neumáticos y los pasos de rueda, muestran una imagen de todocamino con pretensiones camperas, amén de los guardabarros que protegen la carrocería de estos arcos.

En la zaga, el protagonismo de los grupos ópticos laterales, divididos cada uno en dos luminarias, junto con el nuevo emblema de la marca, centran la atención de una imagen trasera donde se atisba una angosta luna trasera inserta en un gran portón de apertura vertical donde la boca de carga queda limpia y accesible gracias a su diseño y a los mencionados pilotos que, gracias a su división, permite un contorno limpio del espacio destinado al acceso o salida del maletero.

De lo visto en este coche, es muy posible que se replique en su mayoría en el modelo que llegue a fabricarse desde el año 2021, periodo en el que se espera que dé comiendo el proceso de ensamblaje de los Volkswagen ID.4 que lleguen posteriormente a los concesionarios.