China apuesta por los vehículos electrificados y aspira a ampliar el parque móvil sostenible de aquí a 2025 un 20 por ciento respecto del actual

Sabemos que China es el país donde más vehículos eléctricos nuevos se matriculan. También sabemos que, tanto la industria local como la foránea, pone especial atención al desarrollo y fabricación de nuevos modelos 100 por 100 eléctricos. Por otra parte, tanto los fabricantes locales como los extranjeros, encuentran en la clientela china un nuevo foco que explotar.

Todo este contexto, junto con la alarma global que supone el desafío del cambio climático, que vive en Madrid durante estos días su Cumbre del Clima de la Organización de las Naciones Unidas, no hace sino poner de manifiesto que la nueva era de la automoción eléctrica no hace sino crecer.

Y es que éste es el resultado, en parte, de una política nacional que ya en 2017 había estimado que el tanto por ciento de vehículos electrificados vendidos para 2025 debía situarse en el 20.

Pero, los acontecimientos acaecidos durante los dos años transcurridos entre esa estimación y la que hoy ha aprobado el gobierno nacional de China ha supuesto que, para el mismo 2025, la tasa de vehículos que incluyan algún sistema de electrificación matriculados ascienda un 5 por ciento hasta un total de un 25.

AdvertisementAdvertisement

Y es que ese porcentaje del 5 % es el que suponen actualmente los vehículos con tecnología híbrida, sean autorrecargables o de carga mediante la toma de electricidad a partir de una toma o punto de reposición de la energía eléctrica y también aquellos que dependen del hidrógeno como fuente de alimentación del motor eléctrico.

Este incremento del 20 por ciento respecto de la actual tasa supondría una reducción de la dependencia del petróleo y, por consiguiente, un descenso en las emisiones de gases nocivos y de efecto invernadero desde el sector de los transportes.

Polestar ChengduUn crecimiento imparable

Pero las miras están puestas muy arriba ya que, para 2035, el gobierno chino aspira a que el 60 por ciento de los vehículos nuevos sean electrificados.

A pesar de que las ayudas también se han reducido, desde la administración nacional se promueven incentivos a la compra de este tipo de vehículos como son la reducción de impuestos y tasas y otros beneficios como es quedar exentos en ciertas restricciones al tráfico rodado tradicional.

El ejecutivo nacional a través del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información busca así potenciar la venta de mecánicas que garanticen una mayor sostenibilidad energética como son las híbridas, híbridas y enchufables o de vehículos con pila de combustible de hidrógeno.