Aunque cada caso es diferente, existen unos consejos o unas claves para comprar un coche eléctrico de manera acertada

Barajar la posibilidad de adquirir un vehículo eléctrico debería suponer unas reflexiones similares a las que, tradicionalmente, se han manejado a la hora de hacer lo propio con un coche con motor de combustión.

Pero, también es cierto que, debido a las características propias de los automóviles que utilizan la energía eléctrica, conviene redefinir ciertas cuestiones claves para comprar un coche eléctrico con toda seguridad.

Consumo del coche eléctrico

En los coches de gasolina o gasóleo se ha cuantificado el consumo según la relación de litros de carburante consumidos cada cien kilómetros recorrido. Algo que no se puede aplicar en los eléctricos. Por ello, el consumo de energía de un coche eléctrico se mide en kilovatios hora por cada 100 km recorridos.

A la hora de plantearse las claves para comprar un coche eléctrico, cabe señalar que es importante conocer el consumo energético de un automóvil.

Como ocurre con los motores térmicos, cada coche necesita mayor o menor aporte energético en función de sus características propias, el entorno de la situación, el estilo de conducción del usuario… pero se puede estimar que, aproximadamente, el consumo medio del coche eléctrico se sitúa alrededor de 15 kWh cada 100 km.

El precio de venta del kWh depende de la empresa que comercializa la electricidad. Pero, como media, se puede fijar en un precio aproximado de 0,13 euros/kWh.

Por lo tanto, el precio por recorrer 100 km en un coche eléctrico supone un gasto inferior a dos euros.

comprar coche eléctrico

Recarga del coche eléctrico

El uso energético es inherente al uso de cualquier vehículo. La recarga de un coche eléctrico es uno de los puntos más controvertidos en cuanto al uso y disfrute de un automóvil que necesita la energía eléctrica para su movimiento.

El tiempo de recarga de un coche eléctrico no es estándar. Depende, fundamentalmente, del propio sistema eléctrico del coche y del cargador utilizado.

Los fabricantes recomiendan cargar el vehículo por la noche, debido a que, además de ser las horas de tarifas más económicas, el tiempo de recarga de un coche eléctrico suele suponer ocho horas enchufado a la red.

Igualmente, es posible recargar un porcentaje elevado, alrededor de tres cuartos del total, utilizando un tiempo próximo a los 40 minutos.

La red de puestos de recarga de coches eléctricos se amplía cada año pero, es una realidad indiscutible, que es insuficiente por lo que, antes de realizar un viaje de largo recorrido, es recomendable plantear paradas en puntos en el trayecto donde poder recargar total o parcialmente la batería.

También se amplía la oferta de empresas que ofrecen disponer de puntos de recarga privados en los garajes particulares, como ya abordamos en el artículo sobre los conocidos como wall-box.

comprar coche electrico

Autonomía de un coche eléctrico

Para calcular la energía consumida por un coche cada 100 km se realizan test de homologación. Son los famosos ciclos NEDC y WLTP. Con estas pruebas se promedian unos consumos que, en uso real, suelen arrojar diferentes cantidades que las que los fabricantes homologan para sus coches.

Además, existen dos tipos de autonomía en los coches eléctricos. La autonomía general y la autonomía extendida. Un coche eléctrico con una autonomía estándar homologa, en líneas generales, distancias próximas a los 200 km. Por su parte, los coches de baterías con rangos extendidos suelen alcanzar los 400 kilómetros.

También es importante saber que la vida útil de una batería de un coche eléctrico, en términos generales, supera los 300.000 kilómetros recorridos. Para aportar confianza en los coches eléctricos, uno de las claves para comprar un coche eléctrico, algunos fabricantes garantizan sus baterías por encima de lo que la ley obliga, dos años, hasta los ocho o diez años.

El cambio del acumulador es una operación de mantenimiento del coche eléctrico que supone la renovación del sistema de almacenamiento.

Mantenimiento, revisiones oficiales y garantía del coche eléctrico

Debido a la naturaleza del motor eléctrico, el mantenimiento de un coche eléctrico prescinde operaciones que han sido asociadas a los coches de gasolina o diésel. Por ejemplo, los habituales cambios de aceite y filtros que, a la vez, son puntos incluidos y contratados dentro de los programas que aseguran el mantenimiento de la garantía ofrecidos por un fabricante sobre un coche nuevo.

Además, gracias a la mecánica de los coches eléctricos, los usuarios de estos coches se olvidarán de ciertas operaciones de mantenimiento o averías que no sufrirá un coche eléctrico.

Pero que el automóvil eléctrico no necesite bujías, ni filtros de aceite ni de carburante, ni siquiera el propio aceite lubricante, no le exime de pasar por el taller oficial y visitar el servicio oficial, o un taller autorizado para realizar una revisión anual con el fin de mantener la garantía de fabricación. Los coches eléctricos deben realizar la revisión oficial anualmente.

Revisiones coche eléctrico

Subvenciones o bonificaciones en la compra de un coche eléctrico

Y, sobre todo, uno de las claves para comprar un coche eléctrico es informarse sobre posibles subvenciones, ayudas o bonificaciones en su adquisición.

La actual situación política deja en la cuerda floja las posibles medidas de ayuda a la compra de coches eco. Por eso, al margen de posibles ayudas públicas, es interesante preguntar a los fabricantes de los vehículos por los que se esté interesado si disponen de ayudas directas o indirectas como pueden ser gracias acuerdos con las empresas energéticas. Algunas eléctricas ofrecen a los clientes de ciertas marcas de coches ofertas o descuentos en las tarifas de la luz o bonos de consumo.