Prueba Seat Tarraco e-Hybrid: el primer SUV híbrido enchufable de Seat en 5 claves

Prueba Seat Tarraco e-Hybrid: el primer SUV híbrido enchufable de Seat en 5 claves

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    6 mayo 2021     8 minutos

Con el Tarraco e-Hybrid, Seat ofrece un SUV con etiqueta CERO que puede ser una magnífica alternativa a las versiones gasolina y diésel

El nuevo Seat Tarraco e-Hybrid es el primer SUV híbrido enchufable de la marca española, y su segundo modelo con este tipo de electrificación, tras el Seat León e-Hybrid. Lo hemos conducido durante la presentación nacional a la prensa, y podemos analizar las cinco claves que hay que conocer si buscas un coche de este tipo… o una alternativa a los coches convencionales con motores de combustión de gasolina o diésel.

Recordemos que el Tarraco e-Hybrid utiliza un motor 1.4 TSI de gasolina con 150 CV y un motor eléctrico de 115 CV, para ofrecer una potencia de sistema de 245 CV y un par máximo de sistema de 400 Nm. Anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos, con una velocidad máxima de 205 km/h.

Seat Tarraco e-Hybrid: precio y versiones

Para empezar, lo primero es situar al Tarraco e-Hybrid dentro de su propia gama, tomando como referencia el precio. Si incluimos el descuento oficial que ofrece Seat, que alcanza los 1.500 euros sobre el precio de tarifa, estos son los precios del Seat Tarraco e-Hybrid:

  • Tarraco e-Hybrid Xcellence: 44.870 euros
  • Tarraco e-Hybrid FR: 46.730 euros

Esto quiere decir dos cosas. La primera, que a diferencia del resto de la gama el Tarraco e-Hybrid no se ofrece en versiones de acabado básico, sólo se puede elegir entre las dos variantes más equipadas, el lujoso Xcellence o el deportivo FR.

Seat Tarraco Ehybrid 16

La segunda, que el Tarraco híbrido enchufable, que se beneficia de quedar exento del Impuesto de Matriculación por su bajo nivel de emisiones, es una excelente alternativa a las versiones más potentes de la gama, el Tarraco 2.0 TSI DSG 4Drive de gasolina con 245 CV, y el Tarraco 2.0 TDI DSG 4Drive de 200 CV. Los tres se mueven en un precio similar y ofrecen unas prestaciones que podemos calificar de sobresalientes.

Seat Tarraco Ehybrid 19

Cierto que estos dos últimas cuentan con tracción total, pero el Tarraco e-Hybrid cuenta con una ventaja que puede ser muy superior, según en qué casos y la utilización que vayas a hacer del coche: la etiqueta CERO de la DGT. Algo que no podrás suplir en las versiones 4Drive, que no cuentan con electrificación. Y si piensas en la tracción total como una solución para conducir sobre nieve o fuera del asfalto, siempre podrás recurrir a unos neumáticos de tipo All Season. Ahí lo dejo.

¿Necesito enchufarlo o puedo utilizarlo como un híbrido auto recargable?

Vaya por delante que a un híbrido enchufable se le saca partido si tienes dónde enchufarlo a diario. Otra cosa es que, en casos como el del Tarraco e-Hybrid, puedes plantearte su compra aunque no sea posible recargar su batería todos los días, por el simple hecho de que su precio es comparable al de las versiones equivalentes con motor gasolina o diésel, y además te llevas la preciada etiqueta CERO.

Seat Tarraco Ehybrid 27

Teniendo esto en cuenta, la respuesta es afirmativa: aunque no tengas donde enchufarlo, se puede utilizar el Tarraco e-Hybrid como si fuese un híbrido auto recargable. La diferencia es que la batería mantendrá un nivel de carga muy bajo mientras se va recargando únicamente sobre la marcha: el necesario par seguir funcionado como un coche híbrido convencional. Eso sí, te moverás en unos consumos que no tienen nada que ver con los que se consiguen si puedes recargarlo a diario. Lo veremos más adelante.

Seat Tarraco Ehybrid 3

También hay que saber que la batería del Seat Tarraco e-Hybrid, con una capacidad de 13 kWh, puede cargarse en un enchufe doméstico a 2.3 kW, sin necesidad de realizar ningún tipo de instalación. Necesitará entre 5 y 6 horas para cargarse hasta el 100% de su capacidad, tiempo que puede reducirse a unas 3,5 horas utilizando un cargador de pared tipo Wallbox con una potencia de 3,6 kW.

Consumo: ¿cuánto puedo ahorrar con el Tarraco e-Hybrid?

Si te planteas el Tarraco e-Hybrid como un coche para hacer muchos kilómetros por carretera con el mínimo consumo posible, lo mejor es que dirijas tu mirada hacia las versiones TDI. En especial, el 2.0 TDI de 200 CV ofrece la mejor relación entre prestaciones y consumo de toda la gama, aunque no pierdas de vista las versiones TDI con 150 CV, que también ofrecen un buen dinamismo y un reducido coste de combustible por kilómetro recorrido.

Seat Tarraco Ehybrid 11

Otra cosa es que puedas aprovechar las ventajas que ofrece la tecnología híbrida enchufable. En este caso, la principal llega de la posibilidad de circular en modo eléctrico unos 30-35 km cada vez que inicies un recorrido con la batería cargada, en función de la utilización. Son los que hemos conseguido hacer nosotros durante nuestra toma de contacto, frente a los 43 que anuncia como mínimo según el ciclo WLTP, si bien en condiciones poco favorables. Superar los 40 km sin consumir combustible será fácil, a poco que te muevas por ciudad.

Seat Tarraco Ehybrid 35

Entonces, ¿qué hay del consumo homologado de entre 1,6 y 2.1 l/100 km que anuncia Seat? Pues que como en todos los híbridos enchufables, está homologado según un ciclo estandarizado muy favorable para este tipo de coches, y es muy difícil de conseguir en utilización real. Pero utilizando el modo híbrido automático, con la batería cargada a tope, podrás moverte con consumos reales en torno a 2,5-3 l/100 km mientras quede energía en la batería para que el motor eléctrico «ayude» al de combustión. En conducción normal, esto te dará para unos 140-150 km, que no es poco. La autonomía total homologada, entre la batería y el depósito de combustible, supera los 700 km.

¿Cómo se conduce el Tarraco híbrido enchufable?

Si eres de los que no te decides a dar el paso a esta tecnología pensando en que tendrás que «aprender» a conducir de nuevo, puedes olvidarte de eso: el Tarraco e-Hybrid se conduce como cualquier coche automático. Si la batería tiene suficiente carga, cada vez que inicies la marcha utilizará el motor eléctrico para impulsar el vehículo. Lo hace con fuerza suficiente como para desplazarte en el tráfico urbano habitual, con total suavidad. Solo si pisas el acelerador más allá de un punto determinado el coche entiende que demandas más empuje del que puede dar por sí solo el motor eléctrico, y activa el motor de combustión. Lo notarás en el ruido y en el empuje, pero poco más. En modo eléctrico puede circular hasta unos 135 km/h.

Seat Tarraco Ehybrid 9

También puedes elegir el modo híbrido automático pulsando el correspondiente botón, por ejemplo, si vas a recorrer distancias superiores a esos alrededor de 40 km para los que da la batería en modo eléctrico, manteniendo un consumo muy bajo, como ya hemos comentado. Un segundo modo híbrido permite elegir que la batería mantenga la carga; puede ser útil, por ejemplo, para reservarla y asegurarte un modo completamente eléctrico en una zona urbana. Por último, el modo s-Boost es el que garantiza las máximas prestaciones, aunque será el que menos utilices, salvo que seas de los que frecuentan carreteras de curvas y van siempre solos, ya sabes.

Seat Tarraco Ehybrid 12

Por lo demás, el comportamiento dinámico apenas ofrece diferencias frente a un Tarraco no híbrido. La batería baja un poco el centro de gravedad, y el coche tiene potencia y frenos más que sobrados para asimilar el aumento de peso. Estamos ante un coche que cumple a la perfección como SUV para viajar con la familia de forma confortable, o que incluso sorprenderá a los más incrédulos por su agilidad si te decides por la versión FR, que incluye ajustes más deportivos del chasis y amortiguadores controlados electrónicamente.

Seat Tarraco e-Hybrid: ¿qué desventajas prácticas conlleva el sistema híbrido?

A efectos prácticos, el Tarraco e-Hybrid pierde en capacidad de maletero respecto a las versiones con motor térmico sin electrificar. Pero mantiene unos más que generosos 610 litros, y toda la versatilidad de un habitáculo amplio y muy aprovechable. Otra de las cosas a las que hay que renunciar es a la posibilidad de instalar una tercera fila de asientos para contar con 7 plazas, algo que no es posible en el híbrido. Tampoco podrás elegir la tracción a las cuatro ruedas.

Seat Tarraco Ehybrid 31

Eso no quiere decir que con el Tarraco e-Hybrid no puedas salir del asfalto como lo harías con cualquiera de las versiones TSI o TDI. Para ello, la batería está protegida por un carenado específico y por unos travesaños de refuerzo. También puede llevar los mismos sistemas de asistencia a la conducción que el resto de la gama, e incluso tirar de un remolque. Uno de los asistentes, precisamente, es el Trailer Assist, que ayuda al conductor a dar marcha atrás y maniobrar con un remolque.

Y poco más, porque el sistema híbrido no supone un mayor mantenimiento. Como verás, el Tarraco e-Hybrid suma muchos puntos a la gama del SUV de Seat. No es de extrañar que la marca tenga previsto que más del 25% de las ventas del Tarraco a nivel mundial correspondan a esta versión.

Galería de imágenes Seat Tarraco e-Hybrid

 

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.