Prueba Toyota Yaris Hybrid: un utilitario ideal para la ciudad

Prueba Toyota Yaris Hybrid: un utilitario ideal para la ciudad

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    4 abril 2022     9 minutos

Prueba Toyota Yaris Hybrid

Es amplio, cómodo, muy manejable y, sobre todo, necesita muy poco combustible. Con estas cualidades, entenderás que el Toyota Yaris Hybrid sea un excelente coche urbano. Hemos convivido con él unos días, y podemos contarte más detalles sobre este auténtico «mechero» con ruedas que, además, acaba de recibir mejoras en la gama para 2022, incluyendo más equipamiento, interesantes descuentos e incluso una versión que, estéticamente, otorga al Yaris un aspecto de lo más deportivo.

Gama y precios del Toyota Yaris Hybrid: hasta 5.000 euros de descuento

Como novedades más destacadas en la gama Toyota Yaris Hybrid 2022 merece la pena destacar la llegada del nuevo sistema multimedia Smart Connect, con pantalla de 9 pulgadas, conectividad con Apple CarPlay y Android Auto sin necesidad de utilizar cable y con un funcionamiento más rápido y fluido. También es posible contar ahora con distintos servicios de conectividad, al incluir el coche una tarjeta SIM integrada. De serie a partir del acabado Style Plus, permite navegar utilizando mapas almacenados en la nube, así como informaciones en tiempo real sobre el estado del tráfico o la climatología.

Toyota Yaris Hybrid 27

Un apartado interesante en lo referido a la seguridad es el paquete Toyota Safety Sense, de serie en toda la gama. Incluya el sistema precolisión, que detecta peatones y ciclistas, así como el control de crucero adaptativo inteligente, sistema de reconocimiento de señales de tráfico, aviso de cambio involuntario de carril, asistente de mantenimiento en el carril y cambio automático entre luz de cruce y de carretera. Otra importante novedad en la gama es la llegada del acabado más deportivo, para configurar la versión Yaris GR Sport, equivalente en precio al Style Plus, que tiene una orientación más lujosa.

Estos son los precios de la gama Toyota Yaris Hybrid, incluyendo los descuentos oficiales, que pueden llegar hasta los 5.000 euros, según verisones:

  • Yaris 120H Active Tech: 18.950 euros
  • Yaris 120H GR Sport: 19.950 euros
  • Yaris 120H Style: 19.950 euros

Tanto en el caso del GR Sport como en el Style se puede añadir el paquete Plus, que incluye el mencionado sistema Toyota Connect, cargador inalámbrico para el móvil y posibilidad de pintura bitono con el techo en contraste.

Toyota Yaris Hybrid 24

Gracias al mayor descuento sobre el precio de tarifa de las versiones GR Sport y Style respecto al Active Tech de entrada a la gama, interesa invertir los 1.000 euros de diferencia, pues el equipamiento extra supera ese valor. Por ejemplo, los Style añaden faros completos LED, tapicería mixta cuero y tela, climatizador bizona y volante y pomo de la palanca de cambios en piel. El GR Sport, por su parte, además de las llantas específicas de 18 pulgadas y los detalles decorativos exteriores también recibe modificaciones en la dirección y los amortiguadores, con un tarado ligeramente más firme.

Los principales rivales del Toyta Yaris Hybrid, si buscamos coches urbanos con tecnología híbrida -les corresponde la etiqueta ECO de la DGT– son el Renault Clio E-TECH y el Honda Jazz. Frente a ambos, el Yaris es más asequible, aunque la cosa puede variar mucho en función de las campañas en vigor en cada momento.

Un repaso al sistema híbrido del Toyota Yaris

Bajo el capó del Yaris Híbrido encontramos un sistema de propulsión completamente nuevo respecto a la primera generación de este modelo, que consigue mejores prestaciones y un mayor agrado de utilización, mejorando incluso la eficiencia. En gran medida, esto se debe a que el Yaris Hybrid puede funcionar ahora mucho más tiempo y a velocidades muy superiores impulsado por el motor eléctrico, y con el motor de combustión apagado. Algo que también hacen los híbridos de nueva generación, como los mencionados Clio y Jazz.

Toyota Yaris Hybrid 10

Para ello, el Yaris híbrido utiliza un motor atmosférico de gasolina con 3 cilindros y 1,5 litros que funciona bajo el ciclo Atkinson y rinde casi 95 CV, asistido por un motor eléctrico de 80 CV que tiene conexión con las ruedas. Un segundo segundo motor eléctrico que nunca mueve el vehículo hace las veces de motor de arranque y funciona como un generador. La potencia total de sistema es de 125 CV, aunque en algunas ocasiones al conducirlo no lo parezca; esto es debido a que la respuesta del sistema híbrido depende de la carga que tenga la batería. Esta última es otra de las claves del buen funcionamiento general del Yaris híbrido de segunda generación: ahora es de iones de litio, con mayor densidad energética, y con una tecnología que permite cargas y descargas mucho más rápidas.

Máxima eficiencia y facilidad de conducción

Una de las primeras cosas que sorprenden al volante del Yaris Hybrid es lo rápido que te haces a los mandos y lo fácil que se conduce. Además del modo de conducción normal que se activa por defecto, mediante la tecla «Drive Mode» en la consola central -junto a la palanca de cambios- se puede alternar entre los modos ECO y Power. El modo Eco hace que la respuesta al acelerador sea menos contundente y el sistema híbrido funciona primando la eficiencia, mientras que en el programa Power se priman las prestaciones. Hay una diferencia claramente perceptible entre ir en ECO y en Power, pero no se nota tanto si el paso a cualquiera de los dos programas se hace desde el modo normal.

Toyota Yaris Hybrid 1

Existe también la posibilidad de elegir que el coche se desplace únicamente en modo eléctrico, aunque no desde el botón del «Drive Mode», sino desde otro que hay a su lado. Acabarás utilizándolo muy poco, pues a baja velocidad y si la batería tiene carga suficiente, el sistema híbrido activa el modo eléctrico en cuanto tiene ocasión (sobre todo si vas en modo ECO). En el resto de las ocasiones, cuando el nivel de carga y la velocidad no sean las adecuadas, no se activará este modo si quedará memorizado para su posterior activación cuando las circunstancias lo permitan. Aparte de esto, el conductor también puede intervenir en el nivel de retención que proporciona el motor eléctrico cuando se deja de acelerar alternando entre las posiciones D o B (mayor retención) en la palanca de cambios. Y esto sí lo harás con mayor frecuencia incluso que alternar entre los modos ECO y Power.

Toyota Yaris Hybrid 2

Ya he señalado antes que el Yaris Hybrid no es precisamente un «rayo» acelerando o recuperando; sobre todo si lo comparamos con coches de tamaño similar y motores de combustión con la misma potencia. Pero ahora, las prestaciones, así como todo lo referido al chasis (dirección y suspensiones, principalmente, pero también frenos, con un tacto muy bueno para ser un coche híbrido), hacen que al pequeño utilitario japonés no se le atraganten los recorridos por carretera. Aunque hay que reconocer que en ciudad se siente «en su salsa». Todos los mandos son muy suaves, incluyendo la dirección, y la respuesta al acelerador desde parado o desde baja velocidad permite siempre moverse con soltura en el tráfico, donde consume muy poco combustible, con medias reales inferiores incluso a 4,5 l/100 km «sin despeinarse». Y aquí no hay rival, ya sea híbrido o diésel, que sea capaz de hacerle sombra.

Toyota Yaris Hybrid 12

Lo mejor es que en carretera el consumo tampoco se dispara, incluso aunque utilices el modo Power y no seas especialmente cuidadoso con el pie derecho. Llegar a ver los 7 l/100 km en el ordenador de viaje es casi imposible, te moverás normalmente con consumos medios de entre 5,5 y 6 l/100 km. Y el paso de los kilómetros también deja a las claras que este Yaris es mucho más coche que antes, por la precisión de trayectoria en curva y el modo en el que las suspensiones filtran los baches, o por la insonorización del habitáculo.

Seguro que te lo estás preguntando, y ahora vamos a ello: sí, el sistema híbrido del Yaris, como en otros Toyota híbridos, recurre a una transmisión de engranaje epicicloidal que hace que se sientan más las subidas de vueltas del motor de combustión al acelerar. Pero en este caso no es un ruido que resulte molesto ni siquiera en aceleraciones fuertes. En gran medida esto es así no solo por el funcionamiento del 1.5 tricilíndrico, sino porque contamos con mayor asistencia eléctrica, y no hay que acelerar tanto como en el anterior Yaris cuando necesitas ganar velocidad. Por cierto, si todo acompaña, este Yaris puede circular puntualmente impulsado solo por el motor eléctrico a velocidades de hasta 130 km/h. Y aunque sea sumando momentos puntuales, al final se moverá con el motor de combustión desconectado mucho más tiempo del que imaginas: hasta un 60% en un recorrido de una hora alternando todo tipo de vías, para que te hagas una idea. Algo que explica en gran medida los magníficos consumos.

El interior del Toyota Yaris Hybrid

Por lo demás, con unas dimensiones muy compactas -3,95 metros de largo, 1,75 de ancho y 1,47 de altura–, el Yaris Hybrid cumple en lo que se refiere a espacio y aprovechamiento del interior, destacando especialmente en espacio para las piernas en las plazas traseras, a las que no se accede fácilmente debido a que las puertas son más bien pequeñas. En el resto de cotas no sale tan bien parado si lo comparamos directamente con los mejores de la categoría.

Toyota Yaris Hybrid 20

Lo importante es que las plazas traseras son perfectamente válidas  para lo que se utilizan en un coche de este tipo, que suele ser llevar niños o instalar sillas infantiles. Y que el puesto de conducción está muy bien resuelto, combinando sencillez con ergonomía y buenos acabados. Los asientos son cómodos y sujetan bien el cuerpo, la visibilidad es correcta, con la pantalla multimedia situada en posición elevada, muy cerca del volante y conservando mandos físicos en los laterales para acceder a los menús principales.

Entre la pantalla y el grupo de mandos para el control de la climatización existe una pequeña bandeja poco aprovechable porque no tiene mucha profundidad y lo que coloques ahí se puede mover e incluso salir de su sitio en las curvas; por debajo, delante de la palanca de cambios, queda un generoso hueco en el que puede ir instalado el cargador inalámbrico para el teléfono móvil. También hay otro hueco adicional bajo el reposabrazos central, deslizable longitudinalmente.

Toyota Yaris Hybrid 22

La capacidad de maletero es de 285 litros, muy aprovechables gracias a unas formas muy cuadradas y con un piso que se puede colocar en dos alturas. No hay rueda de repuesto, de serie lleva kit antipinchazos.

Galería de imágenes Toyota Yaris Hybrid

Comentarios cerrados